Hasta hace nada era decir Highlands y todo el mundo pensaba en el tema que nos ocupa aquí: el whisky de las tierras altas de Escocia. Pero entonces llegó Jamie Fraiser, protagonista de Outlander y la prueba de que Dios usa falda. Desde entonces el término las Highlands han pasado a ser sinónimo del hábitat de un hombre agreste e indomable pero sensible, con cuerpo de infarto y bíceps que pueden partir nueces. Las novelas con highlanders han pasado a ser un subgénero en sí mismo y estoy casi segura de que Visit Scotland ha sido testigo de un aumento importante de turismo, a pesar del Brexit.

Sam también nos pone. BEBER MAGAZINE

Pero como a nosotras lo que nos pone de verdad es el whisky, hoy vamos con la última entrega de  las zonas escocesas dedicadas a este destilado (hemos viajado ya a Islay, a las Lowlands y a Speyside). Además de castillos y señores convertidos en fantasía, las Highlands es la mayor región productora de whisky del país, con 47 destilerías activas. Eso es mucho whisky.

Whisky de las Highlands: viva la diversidad

Whisky de Islay

Highlands, las tierras altas. BEBER MAGAZINE

Las Highlands es la región más extensa de Escocia, y sus destilerías están muy repartidas geográficamente. La zona abarca desde las islas Orcadas en el norte hasta la isla de Arran en el sur, e incluye las islas norteñas y la mayoría de las Hébridas Interiores y Exteriores, Argyll, Stirlingshire, Arran, Inverness, partes de Perthshire y Aberdeenshire. Que suena todo muy raro pero que en el mapa de la regiones viene a ser lo que está más arriba, como su nombre indica. Al ser una zona extensa y con micropaisajes que incluyen costa, valles y montañas -y sus correspondientes diferencias climáticas-, en las Highlands se producen whiskys muy variados. Así, las islas elaboran un whisky con más turba y yodo, mientras que los whiskys de tierra adentro suelen ser más frescos, ligeros y con notas herbáceas. De forma un poco esquemática, podríamos decir que en general son whiskys de cuerpo medio, más ligeros y sofisticados que los de Islay pero más fuertes que los de las Lowlands.

Cuatro subregiones para los whiskys puros de malta

Tomando como referencia los cuatro puntos cardinales, los whiskys puros de malta de las Highlands se subdividen en 4 subregiones. Al norte, (incluyendo las islas Orcadas), se elaboran whiskys especiados y con aroma a brezo. Al sur son más afrutados y ligeros (aquí se encuentra la destilería más antigua de Escocia, Glenturret, de 1775). Al este encontrarás whiskys muy parecidos a los del sur pero con más cuerpo. Y al oeste se elaboran los más salinos y marinos. Los whiskys de las islas suele ser más dulces y ahumados pero con toques marítimos. Como ves, hay variedad, pero nosotras hemos seleccionado nuestros favoritos dentro de un estándar que permite conocer los perfiles más característicos de los whikys de las Highlands.

Aberfeldy 12

A ver, a ver… BEBER MAGAZINE

La destilería de Aberfeldy, en el concejo de Perth and Kinross, tiene en su Aberfeldy 12 la expresión más canónica de la casa. De perfil robusto y con gran cuerpo, su tacto es cremoso y persistente y al final muestra tonos ligeramente dulces.

Comprar en Drinks&Co por 45€

Glenmorangie 10

Fuertecito. BEBER MAGAZINE

Glenmorangie es quizás la marca más conocida de las Highlands. Glenmorangie 10 se elabora en los alambiques más altos de toda Europa y se envejece en barricas de roble blanco americano. Es un whisky con carácter pero con cierta dulzura, elegante, cremoso y floral.

Comprar en Drinks&Co por 29,70€

Oban 14

Djobi, djoba… BEBER MAGAZINE

La destilería Oban se encuentra en el centro del precioso pueblecito costero de Oban, al oeste de las Highlands. Su ubicación costera le confiere a este clásico de su producción toques ahumados y salinos. Con notas a hierbas medicinales, es un whisky de carácter delicado y complejo.

Comprar en Drinks&Co por 51,50€