Parece ser que esta es la semana más fría del año. Por lo menos así era antes del Antropoceno. Ahora, quién sabe, hace unos pocos días brotaban vides en el Penedès y se anunciaba un futuro en el que podrían darse dos vendimias en nuestras latitudes. Si ambas fueran de calidad estaríamos ante uno de los pocos bonus del cambio climático pero parece ser que no, que una sería regular y la otra pachucha.  Pero me centro y vuelvo al tema ,que no es otro que una selección de vinos para el invierno.

Toma dos: Es la semana más fría del año y, aunque sea un tópico, a mí ahora me apetecen tintos potentes, estructurados y algo alcohólicos. Calefacción radial interna. Como los cuatro que vienen a continuación. De hecho, no es la primera vez que escribo por aquí sobre tintorros, aunque la vez anterior lo hice en verso.

Los he ordenado de menos a más poder calorífico, sin otro criterio en consideración, ni precio, ni variedad, ni zona… nada. Calorías. Pero de las buenas. La verdad es que los cuatro son muy graciosos. Considerando la tendencia actual hacia la ligereza y la acidez, beber esto es revolucionario.

Finca l’Argatà 2018

vinos para el invierno

Calefacción encendida. BEBER MAGAZINE

Desde el año 2000, los hermanos Josep y Joan Anguera Pons se pusieron al mando de la bodega familiar y, según dicen, fueron adelgazando sus vinos. Debían ser muy gordos, antes de su intervención. Finca l’Argatà es un Montsant, parcelario, monovarietal de Garnacha, muy mediterráneo y aunque es fácil de beber y nada pesado, es un vino amplio y muy expresivo. Su nivel calorífico es el más bajo de la lista, ayuda que la fermentación se haya dado en hormigón en su totalidad, pero ahí está, empezando a calentar el circuito.

Precio: 23,65 euros.

Oxer Bastegieta Suzzane Vino Tinto Garnacha 2016

Ambiente caldeado. BEBER MAGAZINE

Seguimos con Garnacha pero nos vamos a La Rioja Alta, en concreto a la población de Cárdenas. De unos viñedos plantados, parece ser, en 1903, Oxer Bastegieta saca un tinto afrutado pero, al mismo tiempo, denso. Da pistas la canción de la que toma su nombre, Suzanne, de Leonard Cohen, que no es una canción para bailar, precisamente, sino para escucharla ante un fuego y con la calma. Por cierto, que el nombre también viene de un cuadro de Tintoretto, Susana y los viejos, en el que se retrata la historia de un chantaje y una acusación falsa de adulterio. Todo muy de contar alrededor dela chimenea.

Precio: 37,29 euros.

Paul Jaboulet-Aîné Les Jalets Crozes Hermitage 2016

Me quito el jersey. BEBER MAGAZINE

Salimos de España para viajar a la A.O.C. más grande del norte del Ródano, Crozes-Hermitage. De ahí sale esta Syrah bastante arquetípica, repleta de fruta, especias y regaliz. Dicho así parece una chuchería, pero no lo es, Caroline Frey se marca un vino profundo y expansivo. Por cierto, no hay que precipitarse: Les Jalets necesita airearse un buen rato para manifestarse en toda su animalidad, que tiene una poca.

Precio: 19,06 euros.

Produttori di Manduria Primitivo di Manduria Elegia Riserva 2017

¿Nos quedamos en pelotas? BEBER MAGAZINE

A no ser que estés viviendo una situación análoga a la que se retrata en la bastante olvidable El día de mañana, esto tiene que subirte la temperatura sí o sí. Son 15 grados (seguro que son más) salidos de una Primitivo del municipio de Manduria, al sur de la Puglia, zona más conocida por ser el taconazo de Italia. Este es un vino Mediterráneo con todas las letras (12) que va surtido de fruta muy madura. Aquí no necesitas chimenea, el vino la lleva puesta.

Precio: 28,76 euros.