Ferias de vino: grandes y pequeños eventos en los que se concentra toda la gente del bebercio, que es mucha, no solo profesionales. Allí acuden todos a quienes gusta empinar el codo, independientemente de sus conocimientos, y eso es lo bonito. Bueno, a veces no tanto, pero es lo que hay.

Los pasados días 4,5 y 6 de abril tuvo lugar la Barcelona Wine Week, el gran acontecimiento vinícola en la ciudad de Cobi y del moderneo, donde se juntaron grandes y pequeños productores para dar a conocer sus vinos a los cientos de miles de personas que pasaron por la Fira durante aquellos días. ¡Ya había ganas! Esto de la pandemia nos ha mantenido a todos bastante aislados y tocaba desempolvar nuestras habilidades sociales. Pero la BWW no era lo único que se celebraba esa semana y es que no todas las ferias ejecutan tal despliegue de medios, aunque sí todas pueden concentrar a la crème de la crème de la wineloverada.

vinos off the record

Cartelón. OFF THE RECORD

Como podéis imaginar yo no he venido aquí a hablar de la Wine Week que vendría a ser el Rock in Rio de las feriasm, y de la que ya se habla mucho, sino a hablar de Off the Record que es a los saraos vínicos lo que el Mutek a los festivales de música electrónica, una fiesta del vino mucho más indie, que no por eso menos molona.

La primera edición del salón tuvo lugar en abril de 2016 y contando la última ya van seis, que se van alternando entre Madrid y Barcelona. La idea nació en la cabeza de Lectores Vini (Marc Lecha y Fredi Torres) con la intención de presentar y compartir una gran diversidad de vinos, no solo con el público sino con otros amigos bodegueros, a quiénes también invitan a sacar sus vinos a pasear durante ese día. Total que al final quedó algo así como una feria de colegas lo cual implica vinos buenos de bodegas pequeñas y muy, muy buen rollo. La idea es crear un ambiente distendido y familiar donde no se superen, más o menos, 40 bodegas, entre las cuales la buena sintonía es un ingrediente más que imprescindible.

Javi Revert, Júlia Casado, Pepe Mendoza y sus terruños. OFF THE RECORD

Hay elaboradores que repiten una y otra vez, como es el caso de Alvar de Dios, Mario Rovira, Colet, Bodegas Albamar o Tentenublo entre otros, pero cada edición tiene nuevas incorporaciones, algunas incluso desde fuera de nuestras fronteras, como Azienda Agricola Casale, Piero Beneveli, Koehler Ruprecht o Karl Haidle, cuatro proyectos foráneos que este año estuvieron encantados de unirse al evento. En cuanto a novedades nacionales este vez se contó con la presencia de Pepe Mendoza,L’ Enclós de Peralba, Eloi Cedó y Cortijo de los Aguilares, entre otras.

El resultado es un festival líquido para gente sin complejos, donde el traje, la corbata y los taconazos no son elementos necesarios para brillar y probar grandes vinos. Además este año, si te cansabas del vino tenías la oportunidad de degustar las diferentes variedades de café de especialidad que ofrecían los chicos de Cafés el Magnífico.

Si no hay invasión alienígena ni pandemia que lo impida el próximo Off the Record se celebrará al año que viene en Madrid. Para más información podéis visitar la página web  o seguirles en Instagram. Espero veros a todos por allí.

¡Salud y feliz vino a todos!