El título de este post necesita un par de aclaraciones. O contextualización. O sea que “vinos con buena relación calidad precio” como título, muy mal.

La primera cuestión que aclarar es a qué nos referimos cuando decimos que un vino es barato. Porque claro, a un oligarca ruso le puede parecer barato un Château Lafite-Rothschild pero a un millenial le puede dar un parraque ante una botella de Valdeginés. El mundo es muy asimétrico.

Bueno, pues el vino más caro de esta lista -Akilia– lo hemos comprado por 12,90 euros. Así que aquí, en Beber Magazine, entendemos que un vino es barato si no llega a los 13 euros. Ni tan mal.

La segunda aclaración, mucho más compleja en apariencia, es determinar la bondad o maldad de una relación calidad precio -RCP–. Aparentemente, decimos, podríamos estar como en el punto anterior, entre el oligarca y el nini. Pero precisamente este binomio se explica por sí solo.

Un producto con buena RCP es aquél por el que hubieras pagado más una vez ya lo has consumido. Es decir, un producto que supera tus expectativas, un chollo. Ahí da igual que te gastes 5 que 40 –otra cosa es lo que puedas o quieras gastarte–. Todos entendemos eso, ¿no?

Aclarados estos dos puntos, de extrema complejidad, ya con el marco conceptual bien definido, podemos entrar en materia.

A.J. Adams Riesling Tocken 2018

Puerta de entrada al riesling. DECÁNTALO

Es el único vino extranjero. Alemán para ser exactos. De Mosela, para ser todavía más precisos. Hilamos fino, aquí.

Bueno, pues el caso es que este Riesling seco está muy, pero que muy bien. Es mineral, floral, frutal y todo eso pero a mí, personalmente, me huele a wasabi fresco. No al sucedáneo que viene en tubo de dentífrico. A the real shit. Serán los hidrocarburos, qué se yo.

El caso es que si te presentas con esto a una cena vas a quedar como un winelover, porque A.J. Adams es un elaborador famosete, pero solo te habrás gastado 12,45 euros. E impostar mola mucho.

Precio: 12,45€.

El Castro de Valtuille 2018

Más barato no se puede. BODEBOCA

Estamos que lo tiramos. Un vino de la bodega familiar del flying enólogo Raúl Pérez por 5,90 euros. Es una Mencía con mucha acidez, muy refrescante y fácil de beber, por lo que seguramente te gustará. Pero es que si no te gustase te habrás gastado una miseria, así que nada de lo que arrepentirse. A no ser que seas muy roñica, claro.

Precio: 5,90€.

Guímaro 2018

Suave, suave. BODEBOCA

Pues seguimos con la Mencía, pero esta de Ribeira Sacra –la anterior era de Bierzo–. Mi experiencia con este vino es que tardó muchísimo en abrirse, pero cuando lo hizo –al día siguiente de descorcharlo– estaba estupendo. Lo puedes abrir un día antes pero yo te recomendaría decantarlo, y como quizá no tengas decantador, lo puedes verter en una jarra de cristal o porrón. A un táper ya no. Es un vino aterciopelado, afrutado, con bien de acidez.

Precio: 10,90€.

Akilia Viña San Lorenzo 2016

Fruta roja y hierbas. DECÁNTALO

Pues seguimos con la Mencía y volvemos al Bierzo. Aquí estamos ante un vino ya con ciertas notas de crianza, pero discretas, porque lo primero que llega son hierbas y frutas. Es un vino más complejo que el resto –sin locuras– pero es que aquí ya estamos en la cúspide de precio.

Precio: 12,90€.

Pruno 2018

vinos con buena relación calidad precio como pruno

Mainstream bien. BODEBOCA

Hasta 2016 esto sólo lo conocían cuatro gatos, pero a Robert Parker se le ocurrió decir que era el vino con mejor relación calidad precio del mundo –creo que del mundo–. Ahora ya es un vino mainstream pero eso no le quita razón a Bob. Es una Tempranillo de Ribera de Duero con muy poco de Cabernet que, afortunadamente, resulta muy poco característica de esa D.O., es decir, es un vino fresco y, al mismo tiempo, tiene algo de aromas tostados sin ser un leño. Tú puedes decir aquello de “a mí ya me gustaba Pruno antes de que se pusiera de moda”. Aunque no sea cierto.

Precio: 11,25€.

7 Fuentes 2017

¡Vulcanismo! BODEBOCA

Pues este es un vino estupendo para empezar a conocer Suertes del Marqués, una bodega muy maja de Tenerife. Está hecho mayoritariamente con Listán Negro y además es exponente de vulcanismo, por lo que creemos que nuestro gurú vínico, Santi Rivas, lo calificaría como un vino winelover. Pero también diría que es #tiesosfriendly. Así que podríamos establecer una segunda definición de vinos con buena relación calidad precio, si haces check en la casilla winelover y check en la casilla #tiesosfriendly estás ante una buena RCP.

Precio: 11,90€.

Candea Blanco 2016

Muy winelover. DECÁNTALO

Esto está muy bueno, también es winelover y también es apto para todos los bolsillos. O casi todos los bolsillos, vaya, porque con la que está cayendo uno ya no sabe. En cualquier caso, este Candea tiene de todo: toques minerales, a frutas y flores, a miel, a levadura… de todo.

Precio: 10,65€.

Albariño 2019 de Albamar

vinos con buena relación calidad precio como este albariño

Complejo. BODEBOCA

Y aquí va el último de la tarde, como en los toros. Qué barbaridad la tauromaquia, la verdad. Mira que se podrían inventar corridas en plan laser combat, pero les va más la sangre que a mí el vino. En fin. Este albariño también es muy completito. Viene con sus hirocarburos, peras y pastelerías. Y, además, creemos que la Albariño está un poco de moda. Doble combo.

Precio: 11,90€.

Y hasta aquí hemos llegado. Si conoces otros vinos con buena relación calidad precio, por favor, ilústranos con un comentario