Como su nombre indica, los vinos atlánticos se elaboran cerca del océano que les da nombre o en su área de influencia climática, tierra adentro. Aclaro lo obvio porque ocurre que el atlanticismo (que busca frescura, acidez y mucha fluidez) es una tendencia que se ha impuesto a vinos elaborados en cualquier parte del mundo, también en pleno Mediterráneo, todo el mundo sabe por qué. El común de los mortales se ha fatigado de vinos con mucho de todo y busca cosas ligeritas, fáciles de beber.

Pero el caso es que un vino atlántico puede elaborarse en las Azores, como verás más abajo, o en Valdeorras, ídem, pero no en Mallorca, Creta o el Líbano.

Los que vienen a continuación son vinos atlánticos de todas todas y, además, de ambas costas, la europea y la americana. Son ligeritos y fáciles de beber pero, ojo, que eso no les quita interés ni complejidad. Ya otro día atacaremos unos cuantos vinos de perfil mediterráneo hechos en el mediterráneo por gente mediterránea.

Compañía de Vinos Telmo Rodríguez Gaba do Xil Mencía 2018

Valdeorras no tiene mar. SHARON MCCUTCHEON/UNSPLASH

Empezamos por Valdeorras, donde Telmo Rodríguez elabora una Mencía requetelinda que saca de los pueblos de Larouco y Santa Cruz, que podría ser de Tenerife, por lo atlántico, pero no. La zona es fresca y los viñedos tienen algo de altura (400-500 metros), además de algún suelo pizarroso. Quiero decir que todo señala a frescura y así es, un vino fresco con aroma a cerezas y frutas rojas. Pero bien.

Comprar en Drinks&Co por 11,45 euros.

Forlong Ánfora Tintilla 2018

+1 punto. SHARON MCCUTCHEON/UNSPLASH

Así como el anterior vino no ve el mar ni por asomo, este sí. Estamos en Cádiz y aquí Forlong elabora una Tintilla de Rota fluida como el avance de los boquerones por el golfo gaditano. Tiene una crianza de seis meses en ánfora, así que suma medio punto en el carnet winelover, y diez en barrica de roble. Un vino bien redondito, amable, balsámico y todo bien.

Comprar en Drinks&Co por 16,90 euros.

Azores Wine Company Vulcânico 2019

¡En erupción! SHARON MCCUTCHEON/UNSPLASH

Isla de Pico, Azores, Portugal. La montaña que le da nombre a la isla es la más alta de Portugal y supera los 2.000 metros. Ahí es nada. De ese terreno volcánico, pegado junto al mar sale este vino elaborado con Syrah, Merlot, Touriga Nacional y Castelao que anda bien de mineralidad y vulcanismo, claro. Dato: los viñedos que trabajan, están protegidos por unos muretes de piedra seca de 500 años de antigüedad que son patrimonio nacional. Viva Portugal.

Comprar en Drinks&Co por 21,95 euros.

Puro Rofe 2019

Esto es bonito. SHARON MCCUTCHEON/UNSPLASH

De archipiélago en archipiélago y de Pico a Lanzarote, viajamos dirección sur. Listán Negro, plantado en los típicos hoyos canarios, en la finca Mota. Esto está bonito: vino natural, sostenible, que involucra a un grupo de viticultores de la isla. Encima es un vinazo, como todo lo que yo he probado de Rofe.

Comprar en Drinks&Co por 28,89 euros.

Niepoort Poeirinho 2017

Qué cosa más linda. SHARON MCCUTCHEON/UNSPLASH

Poeirinho, que es el nombre que también se da a la variedad Baga en Bairrada, zona centro-oeste de Portugal, país muy atlántico, el Atlántico le da en toda la cara. Me rechifla este vino. Ligero pero astringente, frutos rojos con recuerdos a pasto, a mí me lleva mentalmente a Galicia, pero eso es solo porque no he visitado Bairrada.

Comprar en Drinks&Co por 36,90 euros.

Bouza Pinot Noir 2017

Qué guay. SHARON MCCUTCHEON/UNSPLASH

Supongo que a estas alturas del post estábais esperando que no cruzáramos el charco para echarme en cara eso, que había afirmado que sí lo cruzaríamos. Pues ya está. Sin jet lag ni mierdas. Estamos en Uruguay, frente al Atlántico sur-oeste, en la desembocadura del Río de la Plata. Esta es una Pinot Noir con bien de acidez y especias, algo corpulenta. Atípica.

Comprar en Drinks&Co por 38,10 euros.