Por supuesto, estarás pensando; no bebes y punto. Claro, pero esto es BEBER Magazine, así que esta opción no cuenta. Las fiestas navideñas son una de las épocas del año en que más alcohol se bebe, especialmente porque no hay casa o restaurante sin banquete y eso incluye aperitivo, vino, cava, licorcito de hierbas “para bajar” y hasta copazo. Pero ¡ay!, amigos y amigas, esta secuencia, especialmente si es reiterativa, acaba pasando factura. La más evidente e instantánea es la resaca (y a ver quién es el guapo o guapa que monta un scalextric a su sobrino con dolor de cabeza la mañana de Navidad). Las colaterales, por supuesto, son el perjuicio para la salud que conlleva la ingesta de alcohol. 

¿Qué hacer? La gente que no consume alcohol tira de refrescos, zumos y aguas, pero ¿y si te encanta el vino, la cerveza o los cócteles? ¿Existen alternativas?

Ya hemos llegado al meollo. Sí, existen. Por suerte y fortuna, la tendencia low-alcohol o directamente no-alcohol está en auge y las marcas no paran de darle al I+D para crear productos que nos den la misma satisfacción organoléptica pero sin la parte controvertida: el alcohol.  De hecho ya hicimos algunas recomendaciones aquí. Hoy hemos buceado en The Blue Dolphin Store, la web de referencia de bebidas sin alcohol, y hemos hecho la selección definitiva para pasar unas fiestas sin alcohol pero con todo el flow. ¡Considéralo tu primer regalo navideño!

Aperitivos 

Dos vermuts sin alcohol que convencen. BEBER MAGAZINE

“¿Un vermutito con los canapés? Uy, no, que no bebo, ponme un bitter kas”. Neh. Ahora puedes tomarte un vermut (o incluso un americano) sin alcohol pero con todo el rollito de los alcoholizados. La centenaria y archifamosa casa Martini emplea sus recursos en investigación. En esta ocasión podemos dar fe que muy bien empleados, ya que su Martini Vibrante está muy conseguido. ¡A por él!

Cervezas

Esta es la lager, pero hay muchas más. THE BLUE DOLPHIN

Ya dijimos aquí que cada vez hay mejores cervezas sin alcohol. Entre la gran variedad que existe, nos quedamos con una de las favoritas de Rodrigo Valdezate de El Jardín del Lúpulo: la Clausthaler Original, una lager que ha conseguido no perder el amargor propio de las sin. Pero bucea entre la amplia selección de Blue Dolphin, porque hay vida más allá de las 0’0 del súper. 

Vino

Envejecido para dar más el pego. THE BLUE DOLPHIN

En pocos años han aparecido en el mercado varias referencias de vino sin alcohol que dan el pego pero a base de bien. A ver, no me malinterpretéis; un winelover de verdad no considerará jamás un vino desalcoholizado un vino; pero aquí de lo que se trata es de no renunciar al placer de unas copas de vino en tu mesa de Navidad si has decidido no beber alcohol. El vino tinto WWin Tempranillo 12 meses Sin Alcohol consigue quitarte el gusanillo del vino en parte por su crianza que le da un toque terciario que se agradece. 

Espumoso

Casi cava. THE BLUE DOLPHIN

¿Y ahora con qué brindo “para que el año que viene seamos uno más y no uno menos” (os juro que este deseo lo he oído yo en una mesa). Pues no desesperes, que la magia sin alcohol también ha llegado a los espumosos. Por ejemplo, este Oddbird Blanc de Blancs sin alcohol 100% uva chardonnay está elaborado con el método cava y su proceso de desalcoholización se hace de forma suave para que el carácter de la uva se mantenga fielmente. Un chin chin del que puedes abusar. 

El gin tonic post-banquete

Gin sin. BLUE DOLPHIN

Ni la alegría del gin tonic te van a quitar este año. La mayoría de las grandes marcas han sacado su versión zero. Nos gusta especialmente la Tanqueray 0.0%, ya que cuenta con los mismos botánicos que la original pero se destilan y desalcoholizan por separado para que no pierdan su carácter. Le metes un hielo al vaso, 50 ml de esta gin, tu tónica preferida y una rodaja de lima o limón, Y tan ricamente. 

Cócteles sin alcohol pero con mucho rollito

Si la cosa navideña se alarga, puedes convertir tu casa en un bar sin que ningún amante de la vida sin se vaya. Los destilados sin alcohol permiten experimentar igual que el resto, así que es posible hacer cualquier cóctel que desees (un margarita, un manhattan, un daquiri… ) en versión zero.  Aquí te dejamos un par de recetas muy pero que muy logradas:

Queen’s Park Swizzle sin alcohol

Es muy parecido al Mojito, pero con un toque de angostura y todos los elementos mezclados a base de remover. Esta versión sin alcohol es deliciosa.

Receta de Queen's Park Swizzle

Un Queen’s Park Swizzle, por favor. MIXOLOGY IN ACTION

Ingredientes:

  • 8-10 hojas de menta fresca
  • 20 ml de sirope simple (agua y azúcar mezclados a partes iguales)
  • 60 ml de Strykk Not Rum – Ron Sin Alcohol
  • 30 ml de zumo de lima recién exprimido
  • 4 dashes de angostura 
  • Una ramita de menta para decorar

Elaboración

  1. En un vaso tipo Collins, pon las hojas de menta con el sirope y machaca muy suavemente hasta que se mezclen bien.
  2. Añade el ron y el zumo de lima y acaba de llenar el vaso con hielo picado. Remueve con cuidado hasta que notes que el vaso se enfría.
  3. Agrega los dashes de angostura y cubre con un poco más de hielo picado.
  4. Decora con una ramita de menta. 

Bloody Mary sin alcohol

El rey de los cócteles para la resaca se convierte aquí en una alternativa sin que podrás disfrutar cuando se te antoje. 

Marchando un Bloody Mary. MIXOLOGY IN ACTION

Ingredientes

  • 45-60 ml de Strykk Not Vodka – Vodka Sin Alcohol
  • 120 ml de zumo de tomate
  • 15 ml de zumo de limón recién exprimido
  • 7 ml de salsa Worcestershire o jugo Maggi
  • 4 dashes de tabasco u otra salsa picante tipo Sriracha
  • 1 pizca de sal
  • Pimienta negra recién molida
  • Una rodaja de limón y una ramita de apio de adorno

Elaboración

  1. Pon todos los ingredientes en el vaso largo de la coctelera y añade hielo.
  2. Usa el strainer para colar el líquido a otro vaso largo sin que caiga el hielo. Repite la operación 4 o 5 veces hasta que el vaso de la coctelera esté bien frío.
  3. Vierte en un vaso alto o un vaso de tamaño pinta de cerveza con hielo usando un colador fino.
  4. Adorna con la rodaja de limón y la ramita de apio.