Las recetas de mocktails o cócteles sin alcohol existen. Y existen tan fuertemente que dan para debates sobre si son moda, tendencia o algo más complejo derivado de un cambio sistémico global. Lo que no se pone en duda es que existe un público que busca, demanda y experimenta con bebidas sin alcohol, y que todo indica que ese público está creciendo. 

Por otro lado, la realidad edulcorada de redes sociales como Pinterest o Instagram invitan a disfrutar de bebidas donde el componente estético esté a la altura de la imagen que se quiere proyectar. Si un o una joven no bebe alcohol, no tiene por qué renunciar a su selfie: existen opciones abstemias sofisticadísimas como los mocktails.

En fin, ya sea por salud, por convicción, porque se ha popularizado el dry january o por postureo los cócteles sin alcohol o mocktails son cada vez más populares, igual que los batidos, las Kombuchas, los tés y los lattes. Y para que compruebes que pueden ser tan deliciosos y complejos como cualquier cóctel con alcohol, hemos seleccionado tres recetas para que tu Instagram brille con luz propia.

Shirley Temple

¡Qué chisposa esta Shirley Temple! | ENVATO

Una niña prodigio con un cóctel propio. No hace falta decir nada más para entender por qué no lleva alcohol. El autor de este mocktail es Javier de las Muelas y aparece en el libro Cócteles para Dummies.

Ingredientes

  • Un botellín de Ginger Ale
  • 1 cdta. de granadina
  • Unas gotas de zumo de limón

Elaboración

  1. Añade los tres ingredientes en un vaso alto con hielo.
  2. Remueve y decora con una rodaja de limón y una cereza. 

Carrot Spritz

De Georgia, EEUU a tu casa. ANDY SEWELL

Este mocktail fue creado en el restaurante The Fat Radish (Georgia, USA) y destaca por el sofisticado contraste entre el sabor terroso de las zanahorias frescas y el picante del jengibre. Aparece en Spirited (Phaidon 2020), el maravilloso libro de Adrienne Stillman.

Ingredientes

  • 90 ml de zumo de zanahoria fresco
  • 45 ml de Ginger Beer
  • 30 ml de sirope de jengibre
  • 22 ml de zumo de limón recién exprimido
  • Unas gotas de extracto de vainilla

Para el sirope de jengibre

  • 250 ml de agua
  • 200 g de azúcar
  • 4 cdas. de jengibre pelado y picado

Elaboración del sirope de jengibre

  1. Prepara el sirope de jengibre diluyendo el azúcar en un cazo con agua caliente a fuego medio. El agua no tiene que hervir.
  2. Remueve hasta que el azúcar se haya disuelto, añade el jengibre y reserve hasta que se enfrie a temperatura ambiente.
  3. Reserva en la nevera de un día para otro y cuélalo. Puedes conservarlo refrigerado entre una y dos semanas.

Elaboración del cóctel

  1. Vierte el zumo de zanahoria, el sirope de jengibre, el zumo de limón y el extracto de vainilla en una coctelera sin hielo.
  2. Agita la coctelera enérgicamente durante 10 segundos.
  3. Cuela el contenido en un vaso alto con hielo y acaba de rellenar con el Ginger Beer. Adorna con láminas de zanahoria y un poco de perejil. 

Mango Mule

Receta de Moscow Mule

Qué bonitas son las tazas de cobre. | MIXOLOGY IN ACTION

Esta variación del Moscow Mule mantiene el puntito picante del jengibre y equilibra el ácido de la lima con puré de mango y un sirope casero de miel. El pepino y la menta le aportan frescura.

Ingredientes

  • 45 ml de zumo de lima recién exprimido
  • 45 ml de Ginger Ale
  • 30 ml de pulpa de mango en puré
  • 15 ml de sirope de miel
  • 5 rodajas de pepino (opcional)
  • Menta (opcional)

Para el sirope de jengibre

  • 100 ml de agua
  • 100 ml de miel

Elaboración del sirope de miel

  1. Vierte el agua y la miel en un cazo y remueve hasta que la miel se disuelva.
  2. Lleva a hervor y reduce el fuego hasta un hervor suave.
  3. Deja que reduzca unos 10 o 15 minutos, reserva y deja enfriar.

Elaboración del cóctel

  1. Vierte todos los ingredientes en una coctelera, añade hielo y agita enérgicamente durante unos 20 segundos.
  2. Sirve en una taza de Mule o en un vaso bajo con la ayuda de un colador.