Establecido en el corazón pijo del barrio hipster de Londres, Shoreditch, encontramos el bar que esta primavera ha abierto el binomio de la coctelería tocado por los ángeles formado por Alex Kratena y Monica Berg, Tayēr + Elementary, y  ya está considerado uno de los mejores bares-coctelería del mundo. 

Con 2000 m2 a pie de calle y ventanales que dejan entrar la ¿luz? londinense, T+E es la culminación de tres años de trabajo e inversión de estos visionarios de la coctelería.

Kratena y Berg fueron rey y reina de la barra de Artesian en Londres y Himkok en Oslo respectivamente,  pero compartían juntos una visión de local: un lugar dos en uno donde poder recalar desde la mañana hasta la noche. Y ese sueño se convirtió realidad en una antigua y fea oficina de correos.

Alex Kratena y Monica Berg, dos cracks felices de cumplir su sueño.

Dividieron el local en dos espacios. La primera parte, “Elementary”, permite tomar café y el aperitivo,  y beber cerveza artesanal, vino, sidra y cócteles embotellados y de grifo en tres medidas diferentes. De esta zona cabe destacar el One Sip Martini y el Jack & Sherry Coke, o su Old Fashioned elaborado con whisky rye danés, Aguavit casero y madera de cedro.

A Elementary ya puedes entrar a partir de las 11.30 de la mañana. Foto de Bernard Zeija.

Tras Elementary, que es luminoso y diáfano,  encontramos Tayēr (palabra que viene de taller), un bar que ellos mismos describen como “evolutivo”  y que sirve desde cerveza a kombucha pasando por cócteles con ingredientes de granjas y pequeños productores de km cero. Tayēr es más oscuro y serio, con una gran barra cuadrada ocupando el centro del espacio y las estaciones cocteleras dentro, lo que permite la elaboración de cócteles hechos al momento. La carta cambia con frecuencia pero seguro que te harán gustosos su negroni elaborado con vermut, Campari, mezcal y licor aromático. 

Tayēr sin el bullicio que hay a partir de media tarde. Foto de Bernard Zeija.

También la comida de Tayēr es un constante “work in progress”. La pareja Kratena + Berg se han rodeado de otra consolidada pareja, Ana Gonçalves y Zijun Meng, propietarios de TÁ TÁ Eatery, para encargarse de la parte gastronómica, y su oferta se basa en platos de temporalidad que van desde su famoso Sando, un sandwich de cerdo, a la experiencia culinaria para cuatro que el chef Zijun ofrece en la barra de la cocina bajo reserva. 

Sandwich Sando. Ñam! Foto de Bernard Zeija

Pilla un poco a contrapie, lo sabemos, pero algún día aterrizarás en Londres y entonces no debes perdértelo. Palabra de buena bebedora.