¿Pero qué pasa con el Txakolí? ¿A qué se debe que tras décadas de infamia se esté poniendo tan interesante? ¿Qué concierto vasco es este? ¿Cuál es el plural de Txakolí? ¿Txakolís? Txakolíes? ¿Txakolines? ¿Takolinak?

La imagen que muchos tenemos del Txakolí no es precisamente buena. Son eones de acidez y ardor en la boca del estómago. Algo que no se explica que sucediera considerando la buena fama de la gastronomía vasca en general.

En fin, el caso es que algunas bodegas están empezando a tratar bien las Hondarrabis. Si te bebes una botellita de las que vienen ya no terminas con un dragón abrasándote el píloro por culpa de aquellos brebajes con aguja –¡refermentaban, fijo!–.

Mira que nos lo habéis hecho pasar mal con eso. Ni olvido ni perdón.

Txakoli Uno

Kaixo! BEBER MAGAZINE

Esto es la amabilidad hecha Txakolí. Parece ser que la gente de Bat Gara trabaja bastante las lías y les queda una textura golosa. La acidez está muy bien integrada con la textura, los aromas florales, cítricos, tropicales y de brioche. Imagino que una uva –hondarrabi zuri y zuri zerratia– cosechada madurita juega un papel importante. En resumen: un vino fácil que te arregla una tarde calurosa: fresqueo máximo.

Precio: 10,20 euros.

Itsasmendi 7 2018

Esta gente la toca bien. BEBER MAGAZINE

La DOs que regulan el Txakolí –Bizkaiko Txakolina, Getariako Txakolina y Arabako Txakolina– admiten tres uvas principales –Hondarrabi Beltza, tinta; Hondarrabi Zuri, blanca y Hondarrabi Zerratia, parecida a la anterior, con un racimo más cerrado–. Pero permiten el uso de otras variedades. Este vino se beneficia de una quinta parte de Riesling y también de una cosecha de uvas de distintas parcelas y en distintos momentos de maduración. Eso es lo más destacable. Luego va a depósitos de inox y a correr. Y bien que hace la gente de Itsas Mendi, les sale un vino con muchos cítricos. Como la huerta valenciana. Pero más al norte.

Precio: 14, 95 euros.

Marko Gure Arbasoak 2019

Txakolí mineral

Mineral. BEBER MAGAZINE

Esto es una mezcla de Zuri y Zerratia con un 15% de Izkiota Txikia, que según leo es Petit Manseng. Pues bien, uvas de la zona, al fin y al cabo. Con esto, y una parte de crianza en fudres y barricas, Oxer Bastegieta obtiene un vino que es pura mineralidad.

Precio: 18,90 euros.

Hiruzta Berezia 2018

Parcelario. BEBER MAGAZINE

Aquí ya estamos ante un monovarietal de Hondarrabi Zuri y, además, parcelario. Es de Bodegas Hiruzta, lleva tres años de crianza sobre lías en depósitos de inox y viene cargadito de fruta blanca confitada y cítricos. La cosa se está poniendo muy seria, ojo. Es potente, largo y tiene muy buena estructura.

Precio: 165 euros la caja de 6.

Malkoa de Astobiza 2016

Dále más botella. BEBER MAGAZINE

Otro monovarietal y parcelario que está para sacarse la txapela. Se cría dos años en huevos de hormigón, con sus lías y las de una añada anterior. Además se madura dos años en botella antes de salir a la calle. Tiene notas de hinojo, cítricas, buena acidez, está muy vivo. Seguramente, aguantaría un par de años más en botella. Lástima que aún no tengo la bodega en condiciones.

Precio: 31,90 euros.

Itsasmendi Bat Berri

Txakolí naranja

Rarito. BEBER MAGAZINE

Esto ya no está a la venta, por lo menos a la venta online. O yo no lo he encontrado. Lo pongo porque es una rareza. Un vino naranja o casi naranja, elaborado con una parte de uvas botrytizadas y mediante fermentación carbónica –pero también solo en parte, la otra parte fermenta con pieles–. En fin una cosa muy rara, pero está rico, tiene su punto de astringencia. Muy de poteo. Y pintxos. Qué ganas de Euskadi, por favor.

Precio: no disponible.