La campeona de los premios Sake Cocktail de 2016, Georgia Billing -doctora en nutrición y arqueóloga- nos vuelve a acompañar para completar el primer post que le dedicamos a esta bebida fermentada. Esta vez nos habla de las posibilidades del Sake en coctelería.

Una bebida todoterreno

No será por tipos de Sake. JULIEN MICLO/UNSPLASH

El Sake se puede consumir frío o caliente por lo que, como nuestra experta apunta: “puede tanto refrescar como calentar. Algunas variedades con gas pueden ir muy bien en momentos festivos”.

Esto lo convierte en una bebida todoterreno que no está sujeta a restricciones temporales. Pero, esta versatilidad puede provocar dudas, como qué Sake utilizar para cada tipo de cóctel, a lo que Georgia responde: “depende del estilo de bebida. Por ejemplo, habría que plantearse si el cóctel es un aperitivo,  si maridará con comida o se consumirá solo. Pero, para empezar, el bartender tiene que probar con combinaciones distintas y familiarizarse con los distintos Sakes”.

Solo o en compañía

Otra duda recurrente a la hora de usar Sake en coctelería es si considerarlo como único elemento alcohólico. “Los bartenders han comenzado a experimentar con cócteles de baja graduación, lo que significa que el Sake proporciona la base perfecta para una bebida más suave. Esto provoca un efecto similar a un Vermú o una bebida con una base de Jerez”, aclara Georgia, y añade: “no creo que para crear un cóctel haya que mezclar el Sake, necesariamente. Pero se puede, claro: los espirituosos herbales o neutros se mezclan sin enmascarar sabores y los destilados oscuros funcionan bien con Sakes terrosos y envejecidos en botella. En Londres, los Martinis de Sake, en los que éste sustituye el Vermú, son cada vez más habituales”.

El proceso creativo

Diosa Guanyin

La diosa Guanyin. WIKIMEDIA

Para elaborar una receta ganadora, esta gran profesional nos desvela los aspectos en los que se centra su proceso creativo: “me gusta distinguir texturas y desarrollar bebidas que equilibren la sensación en boca de manera completa. Por lo general, me concentro en el carácter del Sake, y estudio la región y el método de producción, así como la historia de la marca. Por último considero las notas de sabor”.

Pero no todo son aspectos técnicos, la imaginación y la cultura popular son grandes fuentes de inspiración: “Me encantan las bebidas que cuentan un relato así que, por lo general, me inspiro en la Historia”, revela la bartender, y sigue: “cuando probé el Junmai por primera vez, me recordó a mi abuelo materno, que hacía su propio vino de arroz. El primer sitio donde se cultivó arroz fue en China y se asocia con muchas leyendas. Una de ellas es la de Guanyin, la diosa de la misericordia, que me inspiró un licor al que llamé Milk of Human Kindness. Guanyin se asocia con la crianza de los hijos, pero también se la venera como diosa de la agricultura. Se dice que, tras una gran inundación, arrojó a la tierra granos de arroz que llevaba en el vestido de seda”.

La receta de su cocktail

sake en coctelería

Presentación de For Heaven’s Sake. GEORGIA BILLING

“El cóctel For Heaven’s Sake fue un tributo a los granjeros de Nada, en Japón, donde se produce un arroz de gran calidad y un tercio de todo el Sake japonés, especialmente el que tiene un atractivo sabor debido a un agua abundante en minerales que da lugar a una fermentación rica y llena de sabor”, explica Georgia.

Para ganar los premios Sake Cocktail de 2016, Georgia mezcló 50 ml de Shirakabe Gura Junmai con 25 ml de Milk of Human Kindness, su licor, elaborado a base de Ginebra, una reducción de sidra ligeramente especiada y leche. La mezcla se agita en una coctelera con hielo y se sirve en un cuenco que se decora con uva y pepino.