La receta de Sazerac es especiada, balanceada entre lo dulce y lo amargo y tan compleja como su origen.

En 1782, Bernard Sazerac de Forge fundó una destilería de Cognac en el departamento de Charente, cerca de los viñedos que sus ancestros habían plantado varios siglos antes. Nueve años más tarde, en 1791, el bueno de Bernard murió y dejó el negocio a su hijo, Laurent, quien impulsó el negocio y consiguió hacerlo desembarcar en Nueva Orleans.

Parece claro que este cóctel nació en la Sazerac House de Nueva Orleans, bar regentado por el importador americano de los Cognacs de los Sazerac.

Sin embargo, hay cierta controversia alrededor del destilado base original. Podría ser que la receta del Sazerac primigenia hubiera llevado Cognac y que este fuera sustituido por Bourbon o Rye cuando el destilado francés escaseó a raíz de la filoxera. Pero también podría ser que el Sazerac naciera como una variación del Old Fashioned, en la que los bitters eran distintos –el Sazerac lleva Peychaud’s– y a la que se añadía aroma con Absenta.

En fin, lo mejor es que te prepares un Sazerac a tu gusto: con Bourbon, Rye, Cognac o una combinación de los anteriores en las proporciones que te salgan del alambique.

Ingredientes

  • 60 ml de Rye Whiskey
  • 2 cdtas. de sirope simple
  • 4 golpes de Peychaud’s Bitters
  • 1/2 cdta. de Absenta Pernod
  • Piel de limón

Preparación

  1. Aromatiza un vaso Old Fashioned con la Absenta, haciéndola resbalar por las paredes interiores y descarta el exceso de licor.
  2. Mezcla el sirope simple, el destilado y el bitter en un vaso mezclador lleno de hielo y remueve con ayuda de una cucharilla de bar durante 25 o 30 segundos.
  3. Con la ayuda de un colador de gusanillo, vierte la mezcla en el vaso enjuagado con Absenta.
  4. Aromatiza con una piel de limón, descártala y, si quieres, decora con otra piel de limón.