La receta de Moscow Mule es sin duda uno de los cócteles imprescindibles para cualquier hometender que se precie. Gracias a la globalización, hemos hecho del jengibre uno de los ingredientes más comunes y recurrentes en nuestras vidas pero hasta hace 12 ó 15 años era bastante desconocido.

Hoy en día mezclar Vodka, zumo de lima y Ginger Beer nos parece lo más normal del mundo.

El resultado es un cóctel perfecto para quienes opinen que el Mojito es demasiado dulce. Tiene el mismo poder refrescante y es tan fácil de beber como el Mojito, pero lleva menos azúcar y tiene el punch que aporta el Ginger Beer. Me atrevería a decir que el Moscow Mule ha arrebatado el protagonismo al Mojito en muchas barras y hogares

Son muy recomendables otras versiones, como el London Mule –con Ginebra en lugar de Vodka– o el Mexican Mule –Tequila–. Pero la receta de Moscow Mule canónica es la siguiente…

Ingredientes

  • 60 ml de Vodka
  • 25 ml de lima o media lima
  • 100 ml de Ginger Beer (media botella)
  • Piel de lima y menta (opcional)

Elaboración

  1. Llena de hielo roca una jarra de cobre o, si no tienes, un vaso alto o Highball.
  2. Añade el Vodka, el zumo de lima y por último el Ginger Beer.
  3. Mezcla bien con la cuchara mezcladora.