Se dice que la receta de Negroni debe su nombre a Camillo Negroni, un supuesto conde que a su regreso de un viaje a Londres propuso reemplazar el agua con gas de un Americano por una medida de ginebra. De ser cierta, la anécdota se sitúa en la Florencia de 1919 –aunque también hay teorías que apuntan a que podría haberse inventado en Senegal–. Insinuamos que la nobleza de Camillo es sospechosa porque nadie ha aclarado si él era, en realidad, conde. Aunque su abuelo, Luigi Negroni, parece que sí lo fue.

Sea como sea, el Negroni es uno de los cócteles de aperitivo más populares y es uno de los seis clásicos elaborados con una base de Campari. Los otros cinco que usan como eje este licor amargo milanés son el Campari Soda, el Milano Torino, el Americano, el Boulevardier y el Campari Spritz.

Cada uno tiene que adaptar la receta de Negroni a su gusto, faltaría más, pero recomendamos el uso de una ginebra London Dry y de un vermut de estilo italiano, es decir, de sabor amargo.

Ingredientes

  • 3 cl de Campari
  • 3 cl de Ginebra London Dry
  • 3 cl de Vermut rojo italiano
  • Media rodaja de naranja

Elaboración

  1. Pon una roca de hielo de buen tamaño en un vaso Old Fashioned y remueve con ayuda de una cuchara de bar para enfriarlo.
  2. Vierte los tres primeros ingredientes.
  3. Remueve suavemente.
  4. Introduce media rodaja de naranja.