Ni Faraonas ni Ultreias. El primero porque mi nivel adquisitivo no me lo permite y no iré de farol. El segundo por ser muy conocido –también La Faraona y el resto de declinaciones de del Bierzo por Palacios–. Todos podrían estar en una lista de vinos de Mencía totémicos –como Pétalos– pero es que hoy vamos a sorprender. O por lo menos a intentarlo.

Pethiox Distinción

Una Mencía distinguida. BEBER MAGAZINE

Bodega Don Pedrones –nacida en 2013 y especializada en monovarietales de Godello y Mencía– se define como “un Bierzo con distinción”. El slogan echa un poco para atrás, pero cosas peores hemos visto y al final lo que cuenta es el vino. El caso es que esta es una Mencía de Ponferrada (León), que proviene de cepas de más de cien años –¡hay muchas últimamente!– y que pasa casi dos años en barrica. Buena estructura, aromas primarios bien definidos –cerezas, frutas rojas…–  y bien de aporte de madera. Por 15 euros, a lo que sale Pétalos, es un muy buen vino.

Precio: 15 euros.

A Carallada

Échale raspón. BEBER MAGAZINE

Vamos a Ribeira Sacra, donde en 2017 tres amigotes decidieron meterse en varios líos. El primero, viticultivar en los cañones del Sil, con esas cuestas por las que si resbalas lo mejor que puede pasarte es morir. El segundo, elaborar una Mencía poco paradigmática . El tercero, hacer vino –en general– pero eso ya lo hacían antes en Terra Alta. En fin, digo lo de la Mencía poco paradigmática porque, aunque los aromas a frutas rojas son bastante característicos,  va con un 80% de raspón, levadura autóctona y, aún siendo muy Atlántico y andar bien de acidez, no es un vino de fresqueo. Pero es fresco. Vamos, que es complejo. Además he hecho trampa, solo es 90% Mencía.

Precio: 22,20 euros.

Mundo Zeppeling 2017

Michelini en Zepelini. BEBER MAGAZINE

De vuelta al Bierzo y a Ponferrada. Aquí sí estamos en una visión de la Mencía más predecible, sin ser eso nada malo. Las uvas también salen de vides más viejas que la Carracuca, fermentan con el racimo entero en barricas de castaño y luego pasan ocho meses por barricas de roble francés. A tope de frutos rojos y una presencia discreta de madera. Ahí sí estamos fresqueando, pero con complejidad.

Precio: 23,90 euros.

Azos da Paraxe Mencia 2017

Da terra al cielo. BEBER MAGAZINE

Laura Lorenzo, de Da Terra Viticultores, es una de nuestras winemakers favoritas así que no fingiremos objetividad. Esta Mencía gallega es eso, Galiza en estado puro. Fruta a tope, frescura, acidez… una gozada que, sin embargo, será complicado que encontréis porque está agotada –o yo no la encuentro disponible– de las tiendas. Solía venderse por unos 25 más que razonables euros. Así, si la encontráis en algún establecimiento hostelero, sabréis si os están sableando.

Precio: No disponible.

Pago de los Abuelos Mencía Barreiros

Rascarse el bolsillo. BEBER MAGAZINE

Pago de los Abuelos es el proyecto vínico de Nacho Álvarez, que fue distinguido por Robert Parker con el ambiguo título de Mejor Enólogo Joven de 2016. Digo ambiguo porque, ¿qué se considera joven en enología? En fin, dejaré estas disquisiciones para otro momento –nunca–. Según cuenta Nacho en su web, este vino sale de 1,3 hectáreas plantadas en 1890. Yo al final creeré que la filoxera fue “apenas una pequeña gripe”. Es un vino serio, con fruta roja compotada, pero con mucha frescura y un tacto la mar de agradable. Muy bueno. Eso sí, la escasez y el bajo rendimiento de los viñedos casi milenarios se hace pagar.

Precio: 78,45 euros.