Además en su sentido literal, dado que con lo que hoy vengo es con mi propuesta de acompañamiento vínico para ver la final de la Champions League entre el sobrenatural Real Madrid y su próxima víctima: el Liverpool.

Se que el mundo del fútbol, de los deportes en general, parece terreno conquistado por la cerveza. Resulta, como poco, extravagante quedar en un winebar para ver un partido de fútbol, sobre todo porque estos locales, felizmente, ni tan siquiera suelen tener televisión.

Por tanto, quien apueste por ver esta final entre vinos me da que va a tener que hacerlo en su domicilio o en el de algún amigote. Pues aquí vengo con mi propuesta vinera para que cada momento del partido esté acompañado de una gran botella y así hacerlo más memorable, o más soportable, depende del equipo al que apoyéis.

Yo no me escondo y os avanzo que, como aficionado del Barça, voy con el Liverpool aunque tampoco sea un club que me genere mucha simpatía. 

Una pena que no puedan desaparecer los dos, pero bueno, dejando mis filias y neuras atrás, empezamos con el bebercio.

1ª Parte: Bodegas Bernabeleva, Cantocuerdas Albillo, 2018, DO Vinos de Madrid.

El equipo de Klopp es poco amigo de especular con el juego, por lo que supongo que saldrá bastante enchufado e intenso.

Salah, sin centrales sevillanos judokas de por medio, querrá vengarse de la final de Kiev. Yo le recomiendo que tenga cuidado con Casemiro, no te confíes, por favor te lo pido.

El caso es que espero un gol inglés en los primeros 20 minutos, por ello lo mejor es empezar con este blanco madrileño que entra muy bien.

Madridistas, va perfecto para beber mientras se sufre. Además, antes de que acabe la primera parte, el Real Madrid habrá empatado en cualquier azaroso suceso. Esto ni cotiza en Bwin.

Yo apuesto por chilena de Vinicius. A la puta escuadra.

Precio: 16,90 euros.

2ª. Parte: Kanonkop, Black Label Pinotage, 2017, Stellenbosch, Sudáfrica.

Las segundas partes es donde el Real Madrid está más a gusto, seguramente se ponga por delante en una jugada de estas, tipo gol de Mbappé en la Final de la Nations League, o Van Dijk se meta un autogol. Será del todo incomprensible, pero subirá al marcador.

A partir de aquí ya le caerán uno, o dos, más y todos a Cibeles o a la cueva, pero vosotros ya con este tinto en el cuerpo, que también tiene bastante de particular al ser la única Pinotage que conozco que está buena.

Precio: 173,40 euros.

Final del Partido y (sí se da) primera parte de la prórroga: Domaine Alain Graillot, Crozes-Hermitage, 2019, Francia. 

Lo mismo nada de lo vaticinado ha ocurrido, ya me extrañaría, entonces el partido sigue igual.

El Real Madrid no va a perder, eso quitároslo de la cabeza, mejor que los antimadridistas lo asumamos ya y disfrutemos del vino como buenamente podamos.

Hay prórroga, lo que implica dos partes de 15 minutos pero con un descanso desde el final del partido al comienzo de la misma, unos 25 minutos en total, tiempo más que suficiente para apretarse esta Syrah francesa tan rica.

Precio: 31,50 euros.

Resto de la Prórroga: Champagne Bollinger, La Grande Année, 2012, Francia.

Aquí, ya sí que sí, ha marcado el Real Madrid, no sabemos cómo pero un jugador de estos random que tienen, en plan Rodrigo, Asensio, Nacho, Ceballos, y demás purrela, de repente se quedará solo en un rechace de un balón colgado a lo que salga y para dentro.

Y a tomar por culo, si eres madridista ya puedes celebrar con Bollinger.

Aunque quede tiempo, y os encierren en vuestro campo, no os van a marcar.

También avanzo que sucederá una jugada dudosa en el área en la que no se pitará penalti, te lo digo yo. 

Si eres seguidor del Liverpool pues mira, ya que no puedes hacer nada, bebe bien.

El Champagne es lo mejor para la victoria y para la derrota. Esto creo que lo dijo Napoleón que es otro que se dio una buena hostia en Waterloo, sabía de lo que hablaba.

Precio: 149,90 euros.

Penaltis: Cavallotto, Barolo Bricco Boschis, 2018, Italia.

En esta parte no creo, pero es por agotar posibilidades y que no me paséis sed dado el caso.

Si hay tanda de penaltis, barolazo. Nadie ha visto jamás perder al Real Madrid una tanda de penaltis y ese día no va a ser el día.

Tranquilidad y a disfrutar de la potencia de este tinto.

Mi apuesta es que Salah, si no se ha retirado lesionado ya, la manda a la grada, Thiago lanza a lo Panenka y Courtois lo para mientras se ríe. Ese será el meme de la final.

Precio: 72,90 euros.

Celebración: Manuel Raventós Negra, 2012, vino espumoso catalán.

Pues se acabó, aquí está la decimocuarta. Yo no sé cómo os sigue haciendo ilusión.

Muchas veces pienso que el madridismo no se alegra tanto por ganar, lo que les gusta realmente es ver perder a sus rivales.

Pues para regodearse nada mejor que uno de los mejores espumosos que conozco que, además, es catalán.

Precio: 74,80 euros.

Derrota: Perrier-Jouët, Belle Epoque, 2013, Champagne, Francia.

Esta última añada de Belle Epoque ha salido buenísima, a disfrutarla, total, nos da igual, si, ya puestos, qué más da que tengan 13 o 14 Champions.

Hay esperanza, el año que viene la Xavineta y su futbol champán pondrán las cosas en su sitio. 

Es lo bonito de beber, se generan momentos de euforia en los que crees que puede pasar cualquier cosa.

Precio: 149 euros.

Por cierto, Donnarumma eres gilipollas, si te llegas a quedar en el puto suelo cuando Benzema, en falta flagrante, te arrolla, nada de esto hubiera pasado. Ojalá Mbappé te eche del equipo.

Que pareces tonto, hostia.