En nuestra segunda entrega de Perfiles Líquidos, Mauri Jiménez, de Cocktails Perque sí entrevista a María Vargas, enóloga de Marqués de Murrieta y Mejor enólogo del mundo en 2017 según Tim Atkins.

¿Cómo y cuándo te iniciaste en el mundo del Vino?

Cuando terminé Ingeniería técnica Agrónoma y tuve que decidir hacia donde quería llevar mi futuro decidí que el vino y lo que le rodea me encantaba, así que decidí especializarme y realicé un Master en Viticultura y Enología a partir del cual me incorporé a Marqués de Murrieta, ¡y hasta hoy!

¿Qué es para ti tu oficio?

Mi oficio es un disfrute para los sentidos, permite diseñar vinos únicos a partir de uvas diferentes cada año y además poder compartirlo con gente, ¿no crees que más que un oficio es un hobby?

Qué le dirías a alguien que empieza, que quiera formarse, ¿qué le aconsejarías?

No me gusta dar consejos, porque creo que cada persona ha de tener sus propias vivencias y a partir de ellas tomar las decisiones más oportunas y no hacerlo nunca a partir de las vivencias de otros. Justamente le aconsejaría eso: mucha observación y el tiempo necesario para decidir.

 ¿Quienes son tus referentes nacionales ? ¿E internacionales?

Mis mayores referentes son mis padres, en la vida y en el vino. Mi padre, aunque no llegó a ejercer, tiene formación como enólogo y siempre me ha transmitido el respeto por el vino y por el viñedo como punto de partida. Me han inculcado valores basados en el constante esfuerzo y en la búsqueda de la excelencia en todos los ámbitos de la vida, y esta es mi máxima a la hora de elaborar un vino.

¿Qué variedades te interesan más, y con qué vinos – que no sean tuyos- se las describirías a alguien?

La variedad es muy importante claro está, pero desde luego no es para mí lo más destacable en un vino, incluso añadiría que el coupage, o mezcla de variedades, mejora la mayoría de ellos. En general, me interesan los vinos que son finos, largos, estructurados pero no pesados, con un recorrido intenso y armonioso.

 Si te invitan a una cena con amigos poco fans del vino, ¿que llevarías?

Llevaría dos vinos, un blanco y un tinto: nuestro albariño Pazo de Barrantes y nuestro Reserva Marqués de Murrieta. Entiendo que ambos tienen una peculiaridad y es que son vinos muy francos de los que se puede disfrutar sin necesidad de ser un experto en vino. Además, son vinos muy gastronómicos que van a mantener un equilibrio estupendo.

¿Qué libro acerca del mundo del vino recomendarías?

Siempre me han gustado los libros de José Hidalgo por la gran sencillez con la que transmite sus conocimientos.

¿Cuál es el mayor reto al que se enfrenta el mundo del vino en el contexto actual de Covid-19?

En estos momentos nos hallamos en plena vendimia, con más de 100 vendimiadores en la finca y 30 trabajadores en la bodega. El reto este año va a consistir en respetar las medidas preventivas que garanticen la seguridad de todos nuestros empleados –toma de temperatura, mascarillas, geles, distancia social…– y hacerlas compatibles con las medidas que implementamos de manera habitual para garantizar la calidad excepcional de nuestros vinos, como son las vendimias largas, seleccionadas y escalonadas que permiten que cada uva entre en su momento de óptima madurez. Lograr el equilibrio entre todo ello representa sin duda un gran reto.

No quieres morirte sin haber probado antes…

Los vinos Castillo Ygay que estamos realizando en este momento con gran capacidad de envejecimiento. Me encantaría probarlos al menos algunos de ellos con 50 años de vejez y poder comprobar que el paso del tiempo los ha enriquecido y han aumentado su complejidad.

¿Qué estilo de vino está más desprestigiado y que vino propones para apreciarlo?

Yo no creo que haya estilos de vino desprestigiados, sino vinos a los que se les presta una menor atención o temporalmente dejan de interesar al público y muchas de esas ocasiones vienen influenciadas por los gustos de los críticos o por una desinformación en general. En mi opinión, creo que lo mas inteligente sería contar las características, virtudes y peculiaridades de cada vino, variedad, zona etc. e intentar que esta información llegue al público general -y no sólo al especializado- siendo esta forma una manera de diversificar estilos sin necesidad de desprestigiar.

Recomiéndanos tres bares a vinos, de cualquier parte del mundo, que valgan la pena visitar.

Afortunadamente, cada vez hay más bares especializados en los que se cuida el vino y que tienen una gran oferta de referencias nacionales e internacionales. Por citar alguno, recomendaría La Vinya del Señor, en Barcelona, Taberna Laredo, en Madrid y El Rinconcillo en Sevilla. Y por supuesto el wine bar de Marqués de Murrieta en nuestra bodega, en Logroño.

¿De cuál de tus vinos te sientes más orgullosa?

Es imposible elegir sólo uno. Me siento orgullosa de todos y cada uno de ellos, puesto que son vinos honestos; siempre intentan dar lo mejor de ellos mismos y para mí es suficiente.