Los pioneros de la coctelería inventaron recetas, técnicas y procedimientos pero esas no son las únicas enseñanzas que nos legaron. Además, sus forma de entender la profesión que ayudaron a armar está llena de lecciones que resultan muy vigentes.

Hemos recopilado algunas lecciones de coctelería extraídas de la vida, obra y milagros de cinco bartenders históricos que quizá deberías tener en cuenta. Ahí van…

Ten sentido del espectáculo, como Jerry Thomas

¡Mozo, un Blue Blazer!

Si te dedicas o te quieres dedicar a esto seguro que has oído el nombre de Jerry Thomas en alguna ocasión. Probablemente hayas imaginado al viejo Jerry escanciando un Blue Blazer, el primer cóctel flambeado de la historia. Pues bien, esta imagen icónica, tan potente, ha viajado casi dos siglos hasta nuestros días. Imagínate cómo debía ser que un camarero, detrás de la barra, vertiera una columna de fuego azul de una jarra a otra. Espectacular, ¿verdad? Lo cierto es que casi nadie va a un bar por el espectáculo, pero que el espectáculo hace que un bar sea más memorable. Y Jerry lo sabía.

Sé creativo, como William Schmidt

¿Experimentos? Con gaseosa.

Contemporáneo de Thomas, fue aún más famoso que él en vida, aunque después cayó en el olvido. Tenía el don de la experimentación en vena. Inventó muchísimos cócteles que gustaban en la época por innovadores y arriesgados, y además tuvo la visión de dárselos a probar a periodistas que luego los difundieron por el mundo. Eso sí, tenía un grandísimo defecto: no apuntaba las recetas. Así que, lección dos, atrévete a experimentar… ¡pero también a documentar! Esa sería otra de las lecciones de coctelería esenciales.

Aprende a escandallar, como Harry Johnson

El famoso barman de finales del siglo XIX, Harry Johnson, sabía cómo sacarle partido a un cóctel. Estudiaba al milímetro qué recetas le daban mayor margen de beneficio y además aplicaba tácticas de marketing rudimentario para hacerlas atractivas y venderlas en primer lugar. A eso se le llama escandallar y resulta que es uno de los secretos del éxito financiero de un bar.

Trabaja duro por tu sueño, como Ada Coleman

lecciones de coctelería: currárselo

La reina del Savoy.

Ada Coleman fue Head Barmaid del American Bar del Savoy Hotel de Londres en 1903. Y hasta hoy, sigue siendo la única  mujer que ha ostentado ese puesto en uno de los mejores bares del mundo. ¿Un genio? Sí. Pero también una mujer con tesón. Porque en esa época ser mujer y trabajar en el masculino mundo de los bares era, sin duda, toda una declaración de intenciones. Hoy sabemos que fue una de las mejores bartenders de la historia, que creó cócteles tan míticos como el Hanky Panky y que supo desde que mezcló su primer cóctel -un Manhattan- en 1899 que eso era lo que quería hacer en la vida y que nadie iba a impedírselo.