Si comentas a las nuevas generaciones que hasta no hace mucho pisar Lavapiés era impensable para algunos, seguro que se parten de risa.

Hoy Lavapiés no es sólo un mosaico cultural y underground; también es un barrio lleno de locales innovadores y diferentes.

El último en abrir se llama La Tuerta y es popular, canallita y divertido.

A La Tuerta de Lavapiés se va a comer y beber bien. Eme Otero, ganador nacional de la Bacardi Legacy Global Cocktail Competition 2018 y uno de los socios del establecimiento tiene claro que “hay tanto de nosotros en este bar que, desde luego, es el bar que nos gustaría ir”.

Vamos a ver por qué te gustará ir a ti también.

Jose Lucena , Cisco Rodríguez y Eme Otero, tres de los cuatro socios de La Tuerta. JOSÉ MÁRMOL

Una barra de cócteles creativos

En primer lugar, en la barra apuestan por cócteles creativos, de la mano de Eme Otero y Cisco Rodríguez –también socio–;  una amplia carta de jereces y una carta de vinos rotatoria y construida en torno a referencias menos comunes seleccionadas por el equipo de Taberna Dis-Tinto.

Su primera carta de cócteles responde al concepto de transparencia, así que todos son translúcidos y servidos en una cristalería pintada a mano por seis artistas locales.

Puedes volverte literalmente tuerto con Another brick in the wall, a base de Dyc 8, cordial de shitake y terminado con una soda casera de coco o con  el Vis a vis, un cóctel a base Italicus, cordial de Belsazar Rosé con eucalipto, Chartreuse y Champagne.

La Tuerta Lavapiés

Vis a vis, un cóctel muy glamouroso. LA TUERTA

Comida española versionada

En segundo lugar, en la sala, atendida por Josh López, disfrutarás de una propuesta de comida española reversionada por el cocinero y tercer socio del local Víctor Pinacho y su equipo: Alberto Villaba y Yuli Marte.  “Apostamos por una selección de embutidos, conservas y quesos de altísima calidad. Continuamos con una oferta de tostas de lengua curada, cecina de León y Sardinas ahumadas. Ofrecemos una oferta de platos principales donde destacan las carrilleras cocinadas a baja temperatura con glaseado de Jerez y crema de coliflor y chocolate blanco y la versión de Víctor del bacalao ajoarriero con caldo de cocido. Por último postres con gran intensidad de sabor”, explica Otero.

Además… es una coctelería divertida

Pero a La Tuerta de Lavapiés no sólo se va a comer y beber bien, si no también a pasarlo bien. Arropados por una estética que parece inacabada, con un aire muy industrial protagonizado por el ladrillo y el hierro –creación de Jose Lucena, el cuarto socio del local–, de fondo suena indie rock español y anglosajón pero cualquier día te sueltan una cumbia o algo de electrónica. Es su manera de darle la vuelta a un bar tuerto, expresión que un amigo de los socios utiliza para definir los bares desangelados. 

La Tuerta Lavapiés

El señor del fondo te está mirando. LA TUERTA

Con la llegada de La Tuerta de Lavapiés, asistimos a la apertura de otra coctelería en Madrid que no tiene nada que ver con locales asociados a grandes grupos de restauración: “La cultura de cóctel en Madrid está creciendo cada vez más, con el cliente cada día demandando más la coctelería, y con más aperturas en el horizonte desligadas de grandes grupos de restauración, que por supuesto, también siguen creciendo y ayudando a ampliar la cultura de consumo de cócteles”, comenta Eme. 

Eme, Víctor, Jose y Cisco han hecho realidad su sueño y lo afrontan con muchísima ilusión. Se nota que le han puesto ganas. 

La Tuerta: Cabeza, 28. Madrid. Teléfono: 915 285 925. Mapa.