Las cestas personalizada son una opción de regalo que cada vez gana más adeptos. Dan un pelín de trabajo, pero existen tantas temáticas como frikis hay en el mundo. Además, demuestran amor incondicional por parte del dador, que se ha currado la cesta escogiendo uno a uno los objetos más adecuados para hacer el regalo perfecto. 

Hemos visualizado amantes del buen beber de distintas categorías y hemos hecho el trabajo duro por ti. Te presentamos la cesta ideal para aquellas personas que vibran con el vino, la coctelería, la cerveza y el whisky con enlaces puestos para que sólo tengas que hacer click… y empaquetarlo bonito, claro. Ahí van.

La cesta perfecta para winelovers

cesta regalo winelover

Estas no las pongas en la cesta que se rompen con mirarlas. ZALTO

No puede faltar una botella espectacular. Si no sabes por dónde empezar, te recomendamos El Veneno de Pepe Mendoza 2018, 94+ en la lista Parker y uno de los que más nos ha gustado recientemente. 

Estas botellas no se pueden descorchar con un abridor de vinos de propaganda. Fíjate en cambio en éste de la marca l’Atelier du Vin. Pica un poco pero es precioso ¿verdad?

¿A una de tus personas favoritas sólo se le oye hablar de vino últimamente? Entonces seguro que soltará lagrimillas cuando le repongas las copas con alguna nueva de Zalto, las copas winelover por excelencia y que se fabrican con el proceso de soplado de vidrio manual –o bucal–.

Por mucho que sepa, el amante de vinos siempre quiere saber más. El Atlas mundial del vinoque ya hemos recomendado en alguna otra coasión– es todo un clásico y tu suertudo o suertuda agasajado/a tendrá en su librería para siempre.

Para salir un poco de la mesa y la lectura, te recomendamos este póster. No hacer falta ponerlo en el comedor presidencial, Steve McQueen y una botella de vino quedan bien en cualquier pared de la casa. 

Para los amantes nivel máster, una herramienta imprescindible ya es el Coravin. Se trata del sistema que permite preservar todas las características del vino una vez descorchado. Acaban de sacar un modelo nuevo. Es caro, sí, pero un regalazo. 

La cesta perfecta para la gente que se pirra por el whisky

¿A que no parece un whisky, con estos colorinchis? GLENMORANGIE

No sabemos qué tiene el whisky pero casi todo lo relacionado con este destilado es bonito. Así que con esta selección, tu regalo tendrá una estética de revista. Ahora, no se te ocurra ponerlo todo en una caja de cartón vulgaris. Busca una cesta preciosa o una caja de madera noble para que luzca como se merece.

La botella que te recomendamos es este inesperado pero increíble lanzamiento de Glenmorangie, Tale of Cake. Se trata de un Single Malt de notas dulces inspirado en el mundo de la repostería y del que sólo hay 140 unidades en España, así que ya puedes correr.

Si no has llegado a tiempo o se te escapa un pelín de presupuesto, otra buena opción es uno de los tres Dewar’s Double Double Series -21, 27 o 32 años-, que se añejan en barricas de roble corrientes y también en barricas de Jerez. El 21 está el Club del Gourmet, y los otros en tiendas especializadas. 

Las piedras para enfriar el whisky tienen la ventaja de no aguarlo y quedan muy top en el vaso. Éstas de granito son redondas, están hechas a mano y van en una bandeja de roble macizo. 

La marca alemana Nachtmann lleva desde 1834 fabricando cristalería fuera de lo común. Hemos elegido este modelo de vasos de whisky que son a la vez rococó y elegantes.

Existe algo muy cinematográfico en sacarse una petaca del bolsillo. No estropeemos esa imagen con una petaca feúcha, mejor elegir esta preciosidad de English Pewter Company, que lleva grabado el árbol de la vida y que está hecha a mano. 

La cesta perfecta para la gente flipada de la coctelería

Cesta regalo coctelería

Fetichismo puro. ANDREA BOTTESI

A ese amigo/a, familiar o coleguilla que le gusta agitar la coctelera le hará una ilusión tremenda tener estos imprescindibles para montarse un bar en casa. Pero no un bar cualquiera, no. Uno sofisticado y elegante.

Empezamos con el libro imprescindible. Spirited es la Biblia definitiva de la coctelería; recorre el mundo entero a base de cócteles y está perfectamente clasificado. Eso sí, en inglés. Pero es que la coctelería y lo anglosajón van de la mano.  

Como a lo mejor no sabes qué destilado le va más a tu beneficiario/a, lo mejor es optar por algo como los bitters Satibasque, a base de raíz de cannabis y que son muy versátiles en coctelería -como te explicábamos aquí-.

Ya sabes que en Beber Magazine somos fanses de Andrea Bottesi. Cualquier enamorado o enamorada de la coctelería quiere acariciar entre sus manos uno de sus strainers –coladores– como el Kalaka o el Rose Window.

El resto de cachivaches también pude ser molones. Por ejemplo, este jigger de color negro nos tiene el corazón robado. Y como vaso mezclador, hemos elegido éste que viene de Estados Unidos y no te garantizamos que llegue a tiempo, pero es que es tan ideal que había que intentarlo. 

Sin coctelera no hay cócteles. Bueno, no hay cócteles agitados. Ésta de tres componentes tiene ese toque Goldfinger que queda bien en cualquier estantería. 

La cuchara de bar es bonita de por sí, pero ésta tan fina y negra es una de nuestras favoritas –y hace juego con el jigger–

Y para acabar, te mostramos unos posavasos que se escapan un poco de lo habitual. Son de resina, delicados y hechos a mano en un taller de Mallorca. Un primor, vaya, igual que el cóctel que te preparará la persona que reciba estas virguerías. 

La cesta perfecta para frikis de la cerveza

He aquí un cervecero. NORTHBREWING CO.

En cada familia hay una persona amante de la cerveza. Hazla feliz con esta cesta y, de paso, que te invite a su cervecería favorita.

La jarra de cerveza de Stanley no sólo contribuye a reducir los vasos de usar y tirar sino que además mantiene la cerveza en óptimas condiciones. Por no hablar de lo bonita que es. 

Llegar a casa y tirarse una cañita helada ya es posible con este mini dispensador de cerveza. 

Tanto Judit Cartex como Miquel Rius coincidieron en que uno de sus libros de cabecera es La Cerveza… poesía líquida. Si ellos lo dicen, no lo discutiremos

Cervezas hay muchas y de muchos tipos, pero cualquier cervecero/a de corazón sabe apreciar las lámbicas de 3 Fonteinen. El Pack Platinum de esta marca belga es el broche de oro de la cesta.

La estética cervecera puede ser un poco, ehem, cuestionable. Estas camisetas del bar North Brewing Co. (Leeds, Reino Unido) son una oda al buen gusto gráfico.

¿Te hemos arreglado un poco el panorama navideño? Esperamos que sí. ¡No olvides brindar por nosotras!