La experiencia Heart Ibiza es difícil de explicar. Cualquiera que haya ido te contará algo diferente. Contorsionistas en peceras gigantes, cantantes de voz angelical, discoteca de gente guapa, gastronomía con el sello Adrià, cócteles sorprendentes… las versiones que te llegarán serán muy distintas. Y es que Heart Ibiza es todo eso y más: un restaurante, un club, una coctelería, un espectáculo enorme del Cirque du Soleil  así que ¿cómo te lo explico?

Heart Ibiza llega a su quinto año poniendo patas arriba las noches de una de las islas más famosas del mundo. Lo que nació como un sueño de Albert Adrià y que desarrolló junto a Marc Álvarez en la parte líquida, es hoy un lugar de peregrinaje para gente de índole muy diversa y llegada de todas partes del mundo.

“Me niego a llamarlo trabajo”

Fran Molina, subdirector de Heart Ibiza

Fran Molina, un hombre feliz. HEART IBIZA

La coctelería es ahora obra y gracia de Fran Molina, subdirector del club y responsable del Beverage de Heart, quien ama tanto su profesión que lleva tatuada (literalmente) la frase “Me niego a llamarlo trabajo” en la piel. Un detalle que nos da algunas pistas de que la opción líquida -la que  nos interesa más aquí- de Heart Ibiza es algo muy fuera de lo normal.

El equipo -una Guardia real, como la llama Fran, de cinco personas– sigue apostando por tragos bonitos, vistosos, elaborados con varias técnicas y en permanente búsqueda de nuevos sabores y texturas. Y todo ello de forma absolutamente novedosa.

Un ejemplo ilustrativo es su Margarita especial: servido en una copa Martini mini, el trago se elabora mitad en una máquina de hacer granizados y mitad en un sifón que se mantiene en todo momento al baño maría. Cuando te lo llevas a la boca, experimentas frío y calor al mismo tiempo; un choque brutal que posiblemente no has experimentado antes.

¿Otro ejemplo de la marca Heart”? El preferido de Guy Laliberté, el twist del Porn Star Martini con garnish de espuma de champán rosado en sifón. 

Cabaret y freakshow

Coctelería de precisión. HEART IBIZA

Este año Heart Ibiza celebra su quinto aniversario dándole un giro de tuerca a su concepto teatral y de puesta en escena. El cabaret y el freakshow con toques de vodevil se convertirán en los verdaderos protagonistas de la noche, ambientada en los teatros de finales del siglo XVIII.

Fran Molina y su equipo han incorporado a su vez un cóctel de celebración, Quinto Aniversario, elaborado con Tequila Gran Patrón Piedra. Aparece en una caja que deberás ordenar y que llega con un orificio de bala del que sale humo… y hasta aquí podemos leer, no vayamos a hacer un spoiler. 

La Live Dinner Experience de Heart Ibiza no es apta para todos los bolsillos, pero todos y todas las que se lo pueden permitir han constatado que se convierte en una experiencia difícil de olvidar.