En esto que Grupo La Navarra, elaboradores de Pacharán y licores variados y distribuidores de un montón de líquidos, y la cervecera burgalense Mica se han unido para sacar al mercado una flipada de pack con cuatro birrotes. Flipada, digo, por el discurso marketiniano on steroids (que si cervezas gastronómicas, que si experiencia salvaje, que si son para consumidores exigentes…). Pero birrotes al fin y al cabo y eso es lo que cuenta. Las cervezas en cuestión son una Pale Ale sin gluten, una Pilsen con bien de picante, una IPA con naranja y maracuyá y otra IPA, en este segundo caso, pasada por barrica.

Cervezas Mica es una brewery que en 2017 fue reconocida con dos galardones en World Beer Awards: Mejor cerveza de España por su Mica Imperial Stout Colección Mica Madera y Mejor cerveza del Mundo por Mica sin alcohol.

Si lograron hacer una ‘sin’ de semejante nivel, no me tendría que haber extrañado que su Pale Ale sin gluten estuviera tan rica, pero la verdad sea dicha, me acerqué a ella con mucho recelo: hay pocas cerves sin gluten decentes. Esta lo es, decente y diría que sobresaliente, ya no en la categoría ‘sin gluten’, sino que compite bien entre Pale Ales con proteínas a full.

Muy redonda, también, la IPA con naranja y maracuyá. A ver, quizá no es necesario agregar maracuyá a una IPA que seguramente lleva lúpulos maracuyeros pero tampoco le va mal. En cualquier caso, de nuevo, es una IPA redonda, muy agradable, nada salvaje desde mi punto de vista. Una IPA muy bien elaborada y, eso sí, con notas de naranja muy agradables.

Ma-ra-vi-llo-sa. GLN/MICA

Ma-ra-vi-llo-sa es la Barrel IPA, sobresaliente. Madera muy bien integrada, no te monta una barbacoa en la boca, y amargor presente pero pulido. Aquí si me cuadra adjetivar la cerveza como ‘gastronómica’, en el sentido que puede acompañarte bien una comida contundente y que tiene una complejidad y una profundidad.

La Pilsen con salsa picante es rica pero es la que menos me interesó. Con las dificultades técnicas que tiene la elaboración de una Pilsen, por la necesidad de mantener una temperatura baja en todo momento, me dio la sensación que la capa picante oculta sus virtudes y solo aporta una sensación de transgresión adolescente del palo ‘uy, como pica’; porque picar, pica. Vamos que me gustaría mucho probar esa Pilsen sin capsaicina para poder valorarla mejor. En cualquier caso, si buscas una cerveza picante esta te puede gustar.

Puedes comprar la Experiencia Salvaje en la web del Grupo La Navarra. Las botellas salen a partir de 3,25 euros, pero vienen en cajas de 12 botellines o bien en un estuche con las cuatro variedades que cuesta 12,80 euros.