Verano y cerveza son un binomio indisoluble, como Tip y Coll, Shakira y Piqué o Mario y Luigi. Pero no todo el mundo puede o quiere beber alcohol, así que hace ya tiempo que las marcas le dan al I+D para sacar cervezas la mejor cerveza sin alcohol posible.

¿Lo han conseguido? ¿Existen cervezas sin alcohol cuyo disfrute organoléptico sea muy parecido a la cerveza normal? ¿Y las artesanas, tienen algo que decir en este campo? Hemos hablado con dos expertos cerveceros para saber de dónde venimos y a dónde vamos en esto de la cerveza sin alcohol.

¿Cuál es la mejor cerveza sin alcohol?

Empecemos por la definición en sí misma. Como nos cuenta Rodrigo Valdezate, escritor y coordinador la web especializada en cerveza El Jardín del Lúpulo, en realidad una cerveza sin alcohol a efectos prácticos no es cerveza: “O sea, sí lo es (o lo ha sido), pero se le ha quitado luego la mayor parte del contenido alcohólico”, explica Valdezate.

Esto, claro está, si entendemos cerveza en su acepción de bebida alcohólica fermentada -no destilada- cuya principal fuente de azúcares procede del cereal malteado.

Cuando se prueba por primera vez la cerveza sin alcohol, se nota inmediatamente que el sabor es muy diferente al acostumbrado. Guillem Laporta, propietario del establecimiento cervecero Homo Sibaris de Barcelona, nos explica que esto se debe a que “el proceso de desalcoholización no solo retira el alcohol también elimina moléculas aromáticas. Además el alcohol también tiene sabor”. 

la mejor cerveza sin alcohol

Aquí vemos a Guillem Laporta tomándose muy en serio una cata de cervezas sin. UNTO/EL COMDISTA

Menos alcohol… ¿más azúcar?

Y ahí parece que está la clave. Al quitarle el alcohol, se requiere compensar muy bien el dulzor. Como la fermentación es el proceso bioquímico mediante el cual la levadura procesa los azúcares de la cebada malteada y los transforma en alcohol y gas, cuando se desalcoholiza,  una cerveza pierde amargor. “Muchas saben a mosto de cerveza. Que sea seca y lupulada ayuda a la sensación de cerveza plena”, declara Laporta

¿Otras características que deberían respetar?  “Que el producto final sea un producto equilibrado y en el que se noten los mismos sabores que en la cerveza con alcohol. Y eso es lo primero que se pierde”, afirma Valdezate, .

Que esto sea lo que ocurre no quiere decir que no se pueda reconducir, bien sea a través del lúpulo o con maltas más tostadas. Guillem Laporta considera que “la estrategia de hacer una sin con maltas más tostadas es una buena opción ya que su sabor es suficiente para dar sensación de plenitud. Probablemente las cervezas alemanas estilo Weissbier -cervezas de malta de trigo y malta de cebada- son las que mejor quedan, de las que yo he probado, porque la levadura que las fermenta tiene un carácter muy marcado que no desaparece y este estilo no es especialmente lupuloso”.

Para Rodrigo, en cambio, el lúpulo puede atenuar las diferencias: “Las cervezas sin alcohol suelen pecar de dulces, y saben a mosto sin atenuar. Así que el lúpulo o los estilos de cerveza en los que el dulzor no es algo que queda mal son puntos a favor de una buena cerveza sin”.

¿Y las artesanas?

Mira que hay cervezas en el mundo. ¿Para cuándo una sin que sepa con? CHRISTIN HUME/UNSPLASH

¿Y las cervezas artesanas? ¿Tienen cabida en este terreno? Según Valdezate, no es frecuente, pero “hay excepciones: ya hay algunas (pocas) cervezas sin alcohol artesanas, con buenos resultados. Irá habiendo más según la cerveza artesana aumente su cuota de mercado y penetración”.

En definitiva, hay margen de mejora. Los productores lo saben, porque la demanda de las sin alcohol es creciente y no tiene pinta -tenía que usar esta palabra- de que vaya a frenar. “España es uno de los países con mayor porcentaje de consumo de cerveza sin así que cabe esperar que la demanda aumente”, cuenta Valezate. 

Aún no existe una cerveza sin alcohol que sepa igual que una con. Guillem Laporta cree que estamos cerca de conseguirlo, aunque es difícil. Rodrigo matiza la cuestión: “Igual igual, exactamente igual, es difícil que sepa a la misma cerveza a la que no se le hubiese retirado el alcohol -o hubiese fermentado hasta conseguir mayor grado alcohólico-. Pero sí, ya hay cervezas sin alcohol que saben tan bien como buenas cervezas con”.

El ranking definitivo

Si te estás preguntando cuáles, ellos te lo cuentan.

Guillem Laporta cató a ciegas las cervezas sin alcohol industriales en la web de El Comidista. Su top 3 es el siguiente:

  1. Carrefour Sin
  2. Mahou Sin
  3. Seteinberg Sin

Rodrigo tiene en su web un Top 5 de cervezas sin alcohol, algunas realmente fáciles de conseguir. Estas son las que están el el podio:

  1. Schneider Weisse Tap 3 Mein Alkoholfrei
  2. Clausthaler Unfiltered
  3. Bavaria Wit 0,0