Con una frecuencia anual, la Brewers Association –organización que reúne a 5.300 breweries y a 46.000 homebrewers en EE.UU.– modifica su guía añadiendo nuevos estilos de cerveza o modificando los existentes, aspecto que constata el dinamismo y la creatividad del mundo cervecero en todo el mundo.

Aunque The Brewers of Europe, asociación homóloga en Europa, sigue su propio criterio y la guía de estilos de la Brewers Association  se emplea para establecer las categorías que competirán en el Great American Beer Festival, que la misma asociación organiza, no se puede negar que esta guía de estilos tiene su interés e influencia.

En 2021, la Brewers Association referencia cuatro nuevos estilos de cerveza. Dos surgen de nueva Zelanda, uno del sur de los Estados Unidos y otro, de Bélgica. Aunque estos estilos llevan tiempo coleando, siempre es interesante ver como se conceptualizan –que diría Ferran Adrià–. Veamos…

New Zealand-Style Pale Ale

Esta es la más neutra de las cuatro nuevas incorporaciones, en cuanto a que se describe como una Pale Ale de aroma “medio a medio-alto, que exhibe notas de fruta tropical, maracuyá y/o fruta de hueso, pasto cortado e hidrocarburos”.

Más adelante, la guía afirma que este nuevo estilo de cerveza es una “Pale Ale bien integrada, refrescante y fácil de beber,  con aromas y sabores afrutados provenientes del lúpulo. El Diacetilo está ausente en estas cervezas. El Sulfuro de Dimetilo no debería estar presente”.

New Zealand-Style IPA

La guía describe así el perfil aromático de las IPA de Nueva Zelanda: “aroma de alto a intenso, con notas florales, afrutadas (tropicales, frutas de hueso y otras), azufradas o de hidrocarburos, cítricas y herbáceas”. Y añade lo siguiente: “No debe haber Diacetilo ni Sulfuro de Dimetilo. El uso de agua muy mineralizada puede resultar en una cerveza seca y crujiente más que en una con lel acento puesto en la malta. Los atributos del lúpulo dominan sobre la malta”.

Kentucky Common Beer

Nos encanta que un estado entero tenga una cerveza common lo que podría llegar a traducirse como “de mesa”. Aromáticamente, la Kentucky Common Beer se describe así: “la malta dulce es el atributo dominante. Pueden presentar notas de maíz, caramelo, toffee y pan”.

De este goloso estilo se añade lo siguiente: “este estilo regional proliferó alrededor de Louisville, Kentucky, desde la era de la Guerra Civil hasta la Prohibición. Los granos o copos de maíz se usaban comúnmente en una proporción del 25 al 35% de la cantidad total de cereal. Los atributos minerales resultaron del uso de agua muy mineralizada. Estas cervezas se consumieron muy jóvenes, pasando de la cervecería al consumidor en tan solo una semana. La literatura cervecera de principios del siglo XX menciona una ligera acidez que se desarrolla durante la fermentación como atributo característico. En las versiones modernas, esta acidez es muy baja”.

Belgian-Style Session Ale

Vamos con el último nuevo estilo y el único europeo. De origen belga, esta Session Ale se describe aromáticamente según estos parámetros: “los aromas especiados fenólicos pueden estar ausentes o en niveles bajos. La complejidad del Éster afrutado puede variar de bajo a medio, en armonía con la malta y otros atributos. El Diacetilo no debe estar presente”.

Ampliando un poco más, la guía afirma lo siguiente: “Las cervezas de esta categoría reconocen la singularidad y las tradiciones de la elaboración de cerveza belga, pero no se ajustan a ninguna otra categoría clásica u otro estilo belga. La característica más notable que comparten estas cervezas es un contenido de alcohol modesto, del 2 al 5%. […] El equilibrio es un componente clave a la hora de evaluar estas cervezas”.

Puedes consultar estos estilos cerveceros y el resto de los estilos de la Brewers Association descargándote la guía de 2021 desde aquí.