Conocido en sus inicios como Vodka Espresso, se dice de este cóctel que fue creado después de que una clienta le pidiera al bartender Dick Bradsell de la Soho Brasserie en Londres algo para “wake me up, and then fuck me up”. Para un buen Espresso Martini, no olvides utilizar un buen café.

Ingredientes:
5 cl de vodka
1 cl de Kahlúa
Sirope simple (según preferencia)
1 espresso
Garnish: tres granos de café

Elaboración:
Agita todos los ingredientes en una coctelera con hielo. Sirve en una copa de cóctel fría. Termina con tres granos de café en la superficie.