El mundo de la hostelería y sobre todo el del bar sigue estando dominado por hombres y acusa aún muchos comportamientos machistas, como hemos denunciado en más de una ocasión. Sin embargo, las mujeres continuamos ejerciendo nuestra labor de hormiguitas, sin ruido, sin aspavientos, para conquistar espacios que nos han sido vetados, para visibilizar logros que se silencian y para  demostrar que nuestro trabajo puede ser igual o mejor que el de cualquier hombre.

Ginevra Castagnoli, bar manager de Punch Room en Barcelona, cuenta que cuando era joven no encontraba recursos para avanzar y crecer en la industria del bar y que incluso su país natal, Italia, no estaba preparado para acoger mujeres bartender. Y ahora, unos años más tarde (aunque sigue siendo muy joven), ha decidido resolver esta cuestión. Ginevra es la fundadora y creadora de Ellas Empowerment, una plataforma que trabaja para dar visibilidad e inspiración a todas las mujeres en esta industria, crear comunidad y sensibilizar sobre los problemas a los que nos enfrentamos por el hecho de ser mujer. “Quiero crear algo para ‘ellas’, es decir, para todas las mujeres que necesitan resolver ciertos temas y quieren hacerlo en comunidad, juntas”, me explica entusiasmada. Y yo recuerdo que hace poco pensé que no existía algo así, tras hablar con Meaghan Dorman acerca de Lupec, su iniciativa en ese sentido en Estados Unidos. ¡Ginevra me leyó el pensamiento!.

Ginevra Castagnoli

Ginevra Castagnoli agitando cocteleras y conciencias.

Ellas Empowerment hace realidad aquella frase de “sol@ no puedes, con amig@s sí”. No es ningún secreto que la unión hace la fuerza, y en temas de feminismo, solo las alianzas y el trabajo conjunto consiguen frutos. Ellas Empowerment tiene una agenda ambiciosa, pero las cosas, como recuerda Ginevra, deben hacerse una detrás de otra. Así que ha decidido a empezar por la visibilidad, (“toda la visibilidad en enventos o competiciones la tienen aún los hombres”) y apoyo a la hora de buscar trabajo. “La gente que gestiona bares y restaurantes no suele dedicar más tiempo del necesario a buscar mujeres en vez de hombres para un puesto”. Ellas Empowerment trabaja para ejercer de contacto y de puente.

Trabajar duro no es solo un mantra para alcanzar tus metas. Hacerlo, en el caso de las mujeres, se ha convertido en el principal motor para conseguir reconocimiento y visibilidad:  “Solo trabajando duro y estudiando mucho podemos asumir más puestos de responsabilidad”, afirma Ginevra. Aquí, amigos y amigas, no hay atajos ni puertas giratorias que valgan. Este trabajo duro es, según Castagnoli, “la única forma de hacernos valer por encima de los demás y por encima de nuestro aspecto. Y con grandes dosis de humildad. Tu trabajo hablará por ti”.

Esta exigencia puede que no sea justa, pero es necesaria si queremos revertir la situación. Por suerte, no nos asustamos fácilmente. Uno de los campos de batalla más importantes es trabajar por la conciliación laboral, que pasa según Ginevra por “construir situaciones que ayuden a la hora de formar una familiar, como mejora de sueldos y de calidad de vida laboral con menos horas de dedicación y más responsabilidades”. Y por supuesto, aquí la cosa va de la sociedad en general: “el hombre debe asumir una parte fundamental en el seno de la familia”.

Si has llegado hasta aquí, seguramente estás de acuerdo con todo. Si no has llegado, es porque opinas que el feminismo ya no es necesario porque la mujer ya se ha incorporado al mercado laboral, puede abrirse una cuenta bancaria a su nombre y chorradas así. En ese caso, no vas a poder leer lo que Ginevra te diría, pero lo ponemos igualmente por si alguien se despista: “Si tienes esa opinión, es porque el feminismo te ha dado el poder de opinar. Cualquier mujer que no cree en el feminismo es víctima de una educación machista. El feminismo puede ser positivo y resolutivo, puede brindar ayuda, puede sensibilizar y es inclusivo, no exclusivo”.

Ellas empowerment

Chloe Merz, Rachel Orange y Ginevra Castagnoli pasándolo muy bien en el evento de presentación de Ella Empowerment Barcelona. Foto: @studio.maigiu

Ellas Empowerment también realiza eventos presenciales para crear red y presentar mujeres que inspiran. El pasado 24 de marzo se presentó la plataforma en Barcelona. Punch Room acogió la presentación con dos invitadas especiales: Rachel Orange, head bartender del Schofield’s Bar de Manchester, que nos habló de cómo el trabajo en equipo convierte las debilidades en fortalezas”  (“El peor enemigo de un bartender es la arrogancia”) y Chloe Merz, consultora de bares suizo-americana afincada en Alemania y creadora de Ice and Tasty, que nos recordó con gran sentido del humor que reírse en la cara de un hombre que te ningunea es la mejor defensa.

Entre risa y risa, pongámonos (otra vez) a trabajar duro.