Lo más probable es que no tengas en casa un surtidor de cerveza, pero aún así, hoy te explicamos cómo se tira una caña de forma perfecta. Así podrás poner a prueba ocular todos y todas las camareras que se te pongan por delante y examinarlos mentalmente. ¿Aprueban con nota? ¿Suspenden? Se juegan que vuelvas o no a su local. Y es que tirar cerveza es un arte.

Seguramente sabes que Madrid se lleva la fama de ser el lugar donde mejor se tiran las cañas. Hemos hablado con Paco Talavera, experimentado camarero en El 5 del Tirso en Madrid, una taberna que recupera el espíritu de antaño de las tascas con serrín, palillos y cabezas de gambas en el suelo (pero sin todo eso, que los tiempos cambian). Allí Talavera, (que cuenta con más de 25 años de experiencia), nos cuenta que tiran cientos de cañas al día. Y todas igual de ricas.

“La cerveza de barril, cuanto más fresquita mejor”, nos dice. No hace falta ir con un termómetro en la mano (que si 3 grados, que si 7…);  la consigna es clara: “bien fría, lo más fría posible”. Y no todas las cervezas sirven para ser tiradas igual, pero lo que está claro es que si existe un barril de cerveza, es que está pensada para ser tirada. “Dependerá del cuerpo. Si son de trigo o tipo lager, se tirarán de una forma u otra”. Eso sí, sean como sean, “lo que es recomendable es primero mojar el vaso, ya que ayuda a resbalar mejor la cerveza” ––aconseja Paco. 

Lo de arriba de la cerveza es crema, no espuma.

Otro punto importante es que no hay que meter el vaso en seguida. “Antes de empezar a llenar hay que dejar que corra, ya que es la forma que los conductos del serpentín del barril estén preparados”. 

Si la cerveza es negra, Paco aconseja tirarla en dos tiempos, es decir; llenar el vaso hasta la mitad, dejar reposar y proseguir. Pero en las rubias no es necesario. Eso sí, nuestro experto aconseja esperar un poco una vez lleno el vaso para dejar que la crema se asiente. Sí, has leído bien. Es crema, no espuma. La espuma es más aérea, pero la crema es lo que se forma si una cerveza ha sido tirada con una buena técnica. 

Hay truquitos como inclinar el vaso o cerrar el grifo de un golpe seco, aunque Talavera dice que en realidad no son necesarios. Pero el mejor consejo es practicar y practicar hasta tirar cerveza como Paco.

¡Salud!