Habrá quien piense que es muy snob llevar un diario de vinos o wine journal, pero lo cierto es que si tienes memoria de Dolly y/o estás aprendiendo a reconocer los aromas del vino, llevar un registro de lo que vas probando y aprendiendo es bastante útil. Otro día te hablaremos de algunas apps de móvil que permiten documentar tus catas, pero hoy nos hemos centrado en el bello e imperecedero arte de lo analógico.

Pero antes explicaremos qué significa llevar un diario de vinos. Básicamente se trata de registrar los aspectos más destacados y las anotaciones personales tras catar un vino para tenerlas a mano más adelante. Y así, aquel vino que te encantó pero del que no recuerdas el nombre, la bodega o el color de la etiqueta ya no será un recuerdo perdido. Mantener un diario de vino es un muy buen ejercicio para ir mejorando tu conocimiento sobre vinos y para aprender qué es lo que te gusta y lo que no.

La información que debes apuntar es variable; algunas de las opciones que hay en el mercado son muy completas, otras simplemente ayudan a mantener documentados los cuatro aspectos clave de un vino. En general, lo que se suele apuntar son:

  • La fecha de cata
  • Variedad, nombre, añada y bodega
  • Datos sobre el color del vino
  • Impresiones sobre el cuerpo del vino
  • Aromas primarios, secundarios y terciarios
  • Sabores, taninos, nivel de alcohol, acidez
  • Permanencia en boca
  • Notas personales como puntuación, impresión general, etc.

¿Te hemos convencido? Pues ahora elige entre estos cuál te gusta más .

Moleskine

Diario de vinos moleskineLa marca de libretas por excelencia, Moleskine, que tiene una opción para varias filias con sus Passion Journals no iba a olvidarse de los winelovers. Su Diario de Vino es de color ¿adivinas?, sí, granate y tiene un tamaño de 13×21 cm. Empieza con unos consejillos supuestamente útiles y está organizado por categorías de vinos espumosos, blancos, rosados, tintos y dulces. también incluye licores. Cada página permite registrar un vino con detalles como la copa sugerida, la temperatura de cata, el grado de alcohol, productor y tipo de uva y un desglose de la cata por conceptos. Además viene con una caja protectora y unas pegatinas cuquis que no sabemos muy bien para qué sirven.

 

Wine Folly

wine folly journalEl portal Wine Folly tiene además de su guía betseller, un diario de vinos a imagen y semejanza del libro. Es tamaño A6 (o sea, pequeñito para llevar en el bolsillo) y puedes registrar hasta 80 vinos en sus páginas con el que, aseguran, es “el método en 4 pasos; una técnica de cata profesional desarrollada por críticos y sumilleres”. El señor que hizo las fotos estuvo catando un Mirgin de Alta Alella, así que saben un poquito. Sale muy bien valorado tanto en su web como en Amazon.

Write it Down

Diario de vino Write it DownOtra compañía que se dedica a comercializar diarios es la americana Journals Unlimited, Inc. Su diario de vinos no nos gusta estéticamente hablando, pero oigan, hay gustos para todo. Incluye términos de vino para principiantes, unas plantillas bien surtidas y mapas. Eso sí, si lo llevas encima, todo el mundo sabrá que eres “esa persona loca que lo apunta todo de los vinos” porque no hay quien lo disimule.

Amazing Notes

Amazing NotesLa gente de Amazing Notes, que es una editorial pequeñita dedicada a libros para niños y amantes del DIY –do it yourself o hazlo tú mismo– tienen una selección bastante amplia de diarios para amantes del vino. Bueno, más bien deberíamos decir de portadas de diarios para amantes del vino, ya que el interior es siempre el mismo, a base de unas fichas bastante someras donde anotar los datos más imprescindibles. Pero son bonitos, sí. Ah, y también existe en versión amantes del cóctel.

Etsy

Etsy diario de vino¿Conoces Etsy? Es la plataforma de venta de artesanía más grande de internet. Allí pequeños negocios venden sus obras creadas con amor y dedicación –o al menos, ese es el espíritu–. Entre los yonkis de la papelería también hay los que se dedican a crear diarios de vinos únicos y especiales. Hay muchísimos, y nos han gustado especialmente el que se rellena a base de pintar dibujitos –ideal para aquellas personas a las que no les entusiasma escribir–, este de cuero y tamaño de bolsillo con diferentes aspectos para reseñar o este con espiral y fichas cortas que permiten mucha personalización en sus páginas de notas con puntos, como los famosos bullet journals.

Rustico

RusticoEl elegante diseño del diario de vino de la marca Rustico es uno de los que más nos gustan. La cubierta de piel está disponible en muchos colores. Sus gruesas páginas internas permiten incluso pegar la etiqueta del vino, aunque la información que puedes escribir es más bien de recordatorio y no una extensa y detallada explicación de cata.

Plantillas descargables

plantilla cataUna opción la mar de económica si tienes impresora es descargarte una plantilla com ésta y guardar varias hojas en una carpeta o en un archivador. Aquí podrás marcar los aspectos del vino como el color y densidad, los olores dominantes, cuerpo y acidez, e incluso puntuar según tu gusto.

Y si lo tuyo no es el vino, pero has llegado hasta aquí, igual es porque, como nosotras, has llegado a la conclusión de que es un buen regalo para tu friki winelover.