Aunque existe cierto mito que relaciona a escritores y escritoras con el glamour de los cócteles, la verdad es que no hay una constancia real de que este gremio sea más aficionado a la coctelería que otros. Pero como su oficio va de inmortalizar con palabras, hoy repasamos cócteles que fueron recogidos, popularizados o incluso inventados en grandes libros y han auedado para la Historia. ¡Brindemos por la literatura con estos cócteles elaborados con ginebra!

El Gin Rickey de El Gran Gastby

Este cóctel a base de ginebra, zumo de lima y soda no fue inventado por F. Scott Fitzgerald, pero sí que fue muy popular en los años veinte, fecha en que se publicó su obra más famosa, El Gran Gastby. La receta en la que se inspira data de los años ochenta del siglo XIX, cuando el camarero George A. Williamson le preparó al coronel demócrata Joe Rickey una bebida a base de Bourbon, zumo de limón y soda. A finales del XIX se sustituyó el Bourbon por la Ginebra y se convirtió en toda una sensación. En El Gran Gatsby, los cuatro protagonistas brindan con un Gin Rickey en una escena cargada de tensión que acabará desencadenando su trágico final. 

Ingredientes

  • 50 ml de gin London Dry
  • El zumo de una lima
  • Soda

Elaboración

Llena un vaso Highball con hielo y vierte la ginebra y la lima. Acaba de llenar con soda y adorna con una rodaja de limón.

El Vesper Martini de Ian Fleming

Somos legión los y las que conocemos el Vesper Martini por la película y no el libro, pero le debemos a Casino Royale, la novela de Ian Fleming de 1953, este cóctel. Lo bautizó como Vesper Martini en honor del personaje de la novela, Vesper Lynd. En las páginas de Casino Royale, Fleming explica al camarero cómo prepararlo y uno de los ingredientes es la Kina Lillet, que hoy no existe. No importa. Puedes sustituirla por Lillet Blanc. Por cierto, en realidad el autor de la receta es un amigo de Flemming, Ivar Bryce. En la copia que Flemming le regaló, escribió esta dedicatoria “Para Ivar, que mezcló el Vesper primero y luego me dijo que era buen nombre”.

Ingredientes

  • 80 ml de gin London Dry
  • 30 ml de vodka
  • 15 ml de Lillet Blanc

Elaboración

Vierte los ingredientes en una coctelera y agita bien. Sirve colado en una copa cóctel bien fría. Adorna con una piel de limón. 

El White Angel de Desayuno en Tiffany’s

Aunque en la película es la propia Holly Golightly quien se lo prepara en casa mientras sigue esperando a ese hombre rico que la mantenga, en la novela original de Truman Capote es un personaje masculino quien prepara esta bebida a base de ginebra y vodka. Medio y medio. Un trago potente, desde luego. 

Ingredientes

  • 40 ml de gin London Dry
  • 40 ml de Vodka

Elaboración

Verter en la coctelera y agitar con hielo durante diez segundos. Colar en una copa cóctel.

El Gimlet de Philip Marlowe

El detective más famoso de todos los tiempos, con permiso de Hércules Poirot, creado por Raymond Chandler, es experto en preparar y degustar el Gimlet. Lo puedes encontrar en El largo Adiós, la sexta entrega en la que aparece Marlowe y desde entonces, es inequívocamente inseparable de la novela negra y de la elegancia de los años cincuenta. Aquí va la receta, aunque la fórmula clásica que bebe Marlowe usa Rose’s Lime en lugar de zumo de lima.

Ingredientes

  • 75 ml de gin London Dry
  •  15 ml de zumo de lima recién exprimido
  • 15 ml de sirope simple 

Elaboración

Añade todos los ingredientes a la coctelera con hielo y agita. Cuela en una copa cóctel o en un vaso Old Fashioned frío y con hielo. Adorna con una rodaja de lima.