¿Por qué será que en la literatura encontramos tantas recetas de cócteles? Si en este post exploramos cócteles con base de ginebra, hoy nos dedicaremos a cócteles de novela elaborados con whisky o whiskey. Lo curioso es que pasado mañana podríamos seguir con cócteles de vodka, de ron, etc.

En cualquier caso, independientemente del motivo por el que los autores deciden plasmar negro sobre blanco sus conocimientos cocteleros, está claro que cuando un cóctel queda inmortalizado adopta cierto aire de leyenda. Y es que en plena era digital, el magnetismo de una buena novela –como el de un buen trago– sigue siendo fascinante.

La subasta del lote 49: Whiskey Sour

Esta es una receta infalible de Whisky Sour

Un Whisky Sour. MIXOLOGY IN ACTION

En esta extrañísima y breve novela del genial Pynchon aparece mucho alcohol (y LSD), Desde vino francés a termos con Tequila Sours. Pero es el Whiskey Sour la bebida que se convirtió en símbolo. Oedipa Maas, la protagonista, los prepara mientras espera a que su marido, Mucho Maas, regrese al hogar de ambos. Tanta importancia cobra el cóctel que los acólitos del autor celebran con un Whiskey Sour el aniversario de su nacimiento, el ocho de mayo. Nos preguntamos si Thomas Pynchon hará lo mismo cuando cumpla los 83 el próximo año.

Ingredientes

  • 60 ml de whiskey americano o bourbon
  • 25 ml de zumo de limón
  • 20 ml de sirope simple
  • Clara de Huevo (opcional)
  • Piel de Limón

Elaboración

  1. Agita todos los ingredientes en una coctelera con cubos de hielo durante unos 15 segundos.
  2. Sirve realizando un doble colado en un vaso bajo con 2 ó 3 rocas de hielo.
  3. Termina con una piel de limón y úsala para aromatizar la receta.

En la Carretera: Wine-Spodiodi

Kerouac pegándole al frasco.

Aunque la popularizó Jack Kerouac en la más famosa de sus novelas, el Wine Spodiodi tiene un origen mucho más antiguo.

Se dice que el nombre desciende del Spodee, un ponche que elaboraban los afroamericanos de la costa noroeste de los Estados Unidos. La bebida mezclaba algún destilado moonshiner, hierbas aromáticas, especias y fruta, se dejaba marinar en un cubo durante una noche entera y, suponemos, debía tomarse en algún tipo de comida comunitaria o celebración –como suele ocurrir con los ponches–.

El caso es que del Spodee se pasa a Spodiodi por un clásico del Rythm and Blues de Stick McGhee titulado Drinking Wine Spo-Dee-O-Dee. Esta nueva bebida, simplificada, pasó a combinar una capa de porto, otra de bourbon o parecido y otra de porto.

Kerouac describe la bebida cuando Dean Moriarty entra a un bar de San Francisco acompañado de Walter, un afroamericano que pide varios Wine-Spodiodi. No sabemos si primero se popularizó entre los hipsters –los auténticos– y luego Kerouac la incluyó en su obra más popular o bien fue al revés. Pero sí sabemos que hoy la receta se ha simplificado todavía más.

Ingredientes

  • 40 ml de Whiskey
  • 20 ml de vino de Porto

Elaboración

  1. Vierte el bourbon en una copa tipo goblet.
  2. Vierte el porto.

El Guardián entre el Centeno: Scotch con soda

Salinger, elegante. LOTTE JACOBI

Holden Caulfield, el adolescente rebelde por antonomasia, obra y milagro de J. D. Salinger, quiere ir demasiado rápido. Él está convencido de que su aspecto no delata que tiene 17 años y no duda en pedir un whisky escocés con soda en el –imaginario– hotel Edmont. El bartender, más listo de lo que Holden presupone, le pide un documento que acredite su mayoría de edad y ante la negativa de Caulfield no se lo sirve. Sin embargo, el inconformista irredento consigue más tarde su ilegal bebida en un club del Greenwich –este real, pero ya inexistente– el Ernie’s.

Ingredientes

  • 60 ml de Whisky Escocés
  • 120 ml de soda

Elaboración

  1. Vierte el whisky en un vaso highball lleno de hielo.
  2. Añade la soda procurando que la burbuja no se rompa.
  3. Puedes decorar con un twist de limón.

El Gran Gatsby: Mint Julep

Receta de Mint Julep

Preparado para el Derby. MIXOLOGY IN ACTION

En el anterior post dedicado a los cócteles de novela mencionamos un Gin Rickey del Gran Gatsby pero es que Scott Fitzgerald hace aparecer un montón de bebida en sus páginas.

Es la mismísima Daisy Buchanan, de quien Gatsby está enamorado, quien los mezcla. No en vano es una señorita de Kentucky.

Ingredientes

  • 6 ml de Bourbon o Whiskey Americano
  • 1 o 2 barspoon de sirope simple (al gusto)
  • 10 o 12 hojas de menta
  • Ramita de menta para decorar

Elaboración

  1. Vierte las las hojas de menta y el sirope simple en un vaso ancho y con la ayuda de la mano de mortero maja con cariño para extraer los aceites esenciales y los aromas de la menta. Procura no romper las hojas.
  2. Llena el vaso hasta arriba con hielo picado.
  3. Añade el Bourbon o Whiskey Americano, mezcla y vuelve a añadir más hielo, todo el que quepa en el vaso.
  4. Decora con ramito de menta.