Trabajar en un bar es bonito y duro a partes iguales. Es gratificante ver a clientes satisfechos, interactuar con ellos y, en definitiva, vivir el ambiente que se crea. Pero, al mismo tiempo, es un trabajo que requiere mucho esfuerzo físico. Para poder cumplir con el trabajo es completamente necesario cuidarse. Los consejos de salud que escuchamos siempre, “come bien”, “haz deporte”, “duerme ocho horas diarias”, pueden sonar obvios pero son ciertos y con bastante frecuencia nos los saltamos a la torera. Por eso, ahí van estos consejos de salud para bartenders.

Prepárate para el trabajo

Si uno se prepara para hacer ejercicio, ¿por qué no hacerlo para la jornada de ocho (o más) horas de trabajo que te esperan? Al fin y al cabo, el trabajo en un bar es altamente físico.

Una serie adecuada de estiramientos que lleva apenas unos minutos puede ayudar a prevenir lesiones a corto y largo plazo: lo dejaban muy claro el mes pasado en Liquor. Cosas que parecen tan simples como elegir ropa y calzado cómodos también son factores importantes a la hora de evitar problemas de salud.

Practica algún deporte

¡Muévete! DANIEL MCCULLOUGH PARA UNSPLASH

El primero de nuestros consejos de salud para bartenders es: haz deporte.

El ejercicio mejora nuestra salud mental y física. Se lleva demostrando científicamente desde hace años y años: el ejercicio alivia síntomas de la depresión, las personas que hacen ejercicio tienen un estado de salud mucho mejor que aquellas que son sedentarias, la práctica de ejercicio es recomendable para prevenir riesgos cardiovasculares, etc. 

Correr, ir al gimnasio, hacer deportes en equipo, nadar, practicar yoga… todo está bien.

Si estás en busca de una actividad, el yoga es una opción bastante completa: ayuda a fortalecer músculos, tendones y articulaciones, ayuda con los problemas de espalda, aumenta la flexibilidad y te obliga a respirar de forma pausada, que no viene nada mal.

Marcas como St. Germain o iniciativas como Mapa de Barmaids fomentan constantemente su práctica.

Cuida tu alimentación

Hacer pequeños cambios te ayudará a adoptar unos hábitos alimenticios más saludables. Puedes empezar por hacer una compra más sana: ve a la frutería y compra mucha fruta y verdura fresca y de temporada -así siempre estará más rica-, y luego, para acompañar, compra cereales, granos, legumbres, frutos secos, lácteos, huevos, carne y pescado -a no ser que sigas otro tipo de dieta-.

¿No tienes tiempo? Hay infinidad de recetas sencillas y, con un poco de organización, puedes comprar y cocinar para toda la semana -ahora eso se llama batch cooking-.

Ah, evita sobre todo los ultraprocesados. Es muy tentador tener algo en la nevera o el congelador que solo requiere calentarlo para que esté listo, o beber un resfresco dulce y fresquito, o comerse una chocolatina o unas patatas fritas cuando te entra el gusanillo entre horas, pero a cambio estás comiendo auténtica basura.

Modera el consumo de bebidas alcohólicas

Trabajas rodeado de alcohol y es bastante probable que la tentación llame a tu puerta constantemente. Pero, sentimos decirte, el alcohol es nocivo para la salud y, como tal, hay que consumirlo de forma esporádica y consciente.

Puedes sustituir el alcohol por otro tipo de bebidas -como experto del bar, seguro que no te costará demasiado encontrar alternativas- o, de vez en cuando, empezar a decir que no a las fiestas post trabajo.

Recuerda dónde está el límite y recuérdaselo a tus compañeros siempre que lo creas necesario. 

Duerme bien

ZzZzZzZ… GREGORY PAPPAS PARA UNSPLASH

El mundo de los bares, y la hostelería en general, es complicadísimo en cuanto a horarios. Cuando los demás duermen, tú trabajas; cuando están de vacaciones, trabajas; cuando están de fin de semana, trabajas…

Y cuando tú quieres dormir, el mundo está activo. Pero para rendir al 100% no queda otra que tener un descanso de calidad y eso pasa por dedicarle las horas necesarias, adaptar la habitación en cuanto a luz, ruido y temperatura, tener una cama cómoda, relajarse, no utilizar el móvil justo antes de ir a dormir, etc. 

Acude a profesionales

Ni Google, ni tu vecino, ni tu amiga son tu médico, tu nutricionista, tu fisioterapeuta o tu psicólogo.

Si tienes un problema respecto a tu salud física o mental, no dudes en pedir ayuda profesional. Escucha a tu cuerpo y tu mente. El no pain no gain, está muy bien para ponerlo como frase motivacional en Instagram, pero en la vida real carece totalmente de sentido y lógica.

Respira

Puede que el último de nuestros consejos de salud para bartenders suene un poco espiritual, pero es verdad. ¿Cuántas veces te encuentras acelerado sin motivo alguno?

El estrés es un gran problema y saber respirar y tomarse tiempo para uno mismo es una virtud que no todos tenemos en los tiempos que corren. El ocio, tanto individual como colectivo, es completamente necesario para tener una vida plena.

Todo esto no tiene sentido si la industria no apoya a los trabajadores con zonas de trabajo cómodas, horarios consistentes –y legales-, buen trato, buena remuneración e incentivos para llevar una vida saludable.

De nada sirve que cada trabajador o trabajadora intente cuidar su salud individualmente si se enfrenta con jornadas intempestivas, escasez de herramientas, malos tratos y compensaciones económicas injustas. ¿Es mejor cuidar al personal para que trabaje bien y rinda al 100% o exprimir la maquinaria al máximo y tener un equipo descontento?

¡Larga vida a los bares y sus trabajadores!