Aunque un whisky no es un vino, en el que es imprescindible tener en cuenta varios factores para guardarlo, sí hay que ser cautelosos y seguir unas mínimas indicaciones para evitar cualquier tipo de problema con el preciado contenido. Hemos hablado con tres expertos y estos son los cinco consejos que hay que seguir para conservar el Whisky en perfectas condiciones tanto si no has abierto la botella como si ya está empezada.

Vigila la temperatura

La temperatura debe ser constante y evitar los cambios bruscos de la misma. “Debe ser una temperatura más bien fresca; si es muy cálida se nos puede evaporar”, comenta Adal Márquez, head bartender del mítico Boadas Cocktail Bar de Barcelona. Geer Akkers, co-fundador de Spirits Akkers Whiskies y Destilados Premium, asegura que temperaturas altas durante un corto periodo de tiempo no afectarán severamente al whisky y puntualiza: “cualquier cosa, desde la temperatura de bodega –7 a 18º C– hasta la temperatura ambiente –21º C máximo– estará bien para tu whisky”.

Cuidado con la humedad

La humedad no es buena, porque aunque no afectaría directamente al líquido, sí que puede dañar el tapón o la etiqueta. “Si el whisky está en zonas muy húmedas, se puede deteriorar el corcho y romperse a la hora de abrirlo”, explica Ximena Cervantes, Brand Ambassador del Sur de Europa de los whiskys del grupo Bacardi

Una vez abierto, dura bastante… pero no toda la vida. PRABHAVANTH CHILUKURI | UNSPLASH

Nada de luz directa si quieres conservar el whisky

El sol y la luz directa puede subir la temperatura –ver punto 1– y aunque el whisky es más estable que otras bebidas, sí que puede evaporarse. Pero además, si recibe sol directo durante un tiempo prolongado, el whisky puede amortiguar sus sabores y matices y acabar desestabilizando su perfil de sabor. Busca un lugar más bien oscuro.

Geer Akkers aconseja “mantener las botellas fuera de la luz siempre que sea posible. Si tienes una habitación oscura, eso generalmente será suficiente, pero lo mejor es un armario o una despensa. Otra cosa es dejar tu botella en la misma caja de cartón o estuche. Sobre todo, evita dejarla expuesta a la luz solar directa”. 

¡Botellas arriba!

Lo hicieron para que lo disfrutes así que…¡dale!
ENVATO

Así como el vino se suele guardar horizontalmente, el whisky debe guardarse en posición vertical. Sobre todo se trata de impedir que entre el aire: “El aire acaba siendo el mayor enemigo del whisky”, asegura Geer Akkers. Por eso debemos guardar la botella siempre de pie. El corcho puede secarse, por lo que los expertos recomiendan almacenar el vino de lado, pero el alto contenido de alcohol del whisky puede corroerlo. El corcho también puede transferir sabores desagradables e indeseables al whisky, obviamente malos, y también permite que entre más aire durante el almacenamiento”.

Al impedir que el tapón de corcho toque el contenido, evitaremos la corrosión antes mencionada y que se desintegre al abrirlo, algo que no queremos que pase.

Una vez abierto…

Una vez abierto el whisky aguanta bastante tiempo si respetamos temperatura, humedad y condiciones de luz. Pero aún y así, Ximena Cervantes nos recuerda que “como el problema es la evaporación, es recomendable probarlo al cabo de un tiempo. Es posible que lo encontremos más alcohólico y contra más tiempo pase, más se evaporará”. Por tanto, si notas que empieza a cambiar, trata de consumirlo en un periodo de tiempo breve.

Geer Akkers nos recomienda los tempos más adecuados: “La mayoría de los expertos están de acuerdo en que si te queda menos de la mitad de la botella, debes terminarla en 1 ó 2 años. Si queda un cuarto, termínalo en 3 o 4 meses. El oxígeno en el aire oxida el whisky, lo que puede afectar al sabor. Para evitarlo, y beber menos rápidamente, puedes almacenar tu whisky en botellas más pequeñas, para que haya menos oxígeno”.

Como ves, no es muy complicado conservar el whisky en perfectas condiciones cuando lo vayas a tomar. Ximena Cervantes resume estos cinco puntos en una frase: “Guardarlo a salvo de la luz, el calor y la humedad, con temperatura constante… ¡y durará años!”.