Más allá del gin tonic, existe un espectro de cócteles fáciles que son clásicos y que se pueden preparar en un pim-pam. Ojo, que requieren cierto cariño y dedicación para que tus invitados e invitadas los aprecien, pero eso es todo: ni grandes utensilios, ni enormes conocimientos mixológicos. Tú sigue estas indicaciones y en la próxima celebración casera te coronarán como el anfitrión o anfitriona perfecto. 

Daiquiri

El daiquiri és mega-clásico y maravilloso

Es uno de esos cócteles fáciles de hacer pero seguro que alguna vez te has tomado alguno de dudoso sabor en algún antro de profanación coctelera. Necesitas una coctelera, hielo, ron blanco (por ejemplo, Bacardi Superior), sirope simple y zumo de lima. No te asustes con lo de sirope simple, en realidad se trata de agua y azúcar. Para hacerlo, debes poner una parte de agua en un cazo y una parte igual de azúcar y calentar el agua hasta que el azúcar se disuelva. Lo puedes hacer varios días antes ya que se conserva en la nevera. Podrías llevarlo a más dulzor y menos dilución con dos partes de azúcar por una de agua. 

Ingredientes

  • 4,5 cl de ron blanco
  • 1,5 cl de sirope simple 
  • 2,5 cl de zumo de lima

Elaboración

Agita todos los ingredientes en una coctelera con hielo. Sirve colado en una copa de cóctel fría (pero sin hielo) y termina con una rodaja de lima.

Gimlet

El Gimlet es la versión menos bailonga del daiquiri

Si eres más de ginebra que de ron, el Gimlet es una buena versión del Daiquiri. Necesitarás igualmente sirope simple y zumo de lima y el método es muy parecido. 

Ingredientes

  • 7,5 cl de ginebra 
  • 1,5 cl de sirope simple 
  • 1,5 cl de zumo de lima

Elaboración

Agita todos los ingredientes en una coctelera con hielo. Sirve colado en una copa de cóctel fría o en un vaso old fashioned con hielo y adorna con una rodaja de lima. 

Negroni

Un negroni antes de comer es cosa fina.

Empezar una velada con un aperitivo te va a dar un aura de sofisticación muy bien recibida. El aperitivo por excelencia es el Negroni, se prepara en menos que canta un gallo y es uno e los cócteles más fáciles del mundo.

Ingredientes

  • 3 cl de Campari
  • 3 cl de ginebra
  • 3 cl de vermut rojo

Elaboración

Vierte todos los ingredientes en un vaso old fashioned con hielo. Remueve suavemente. Decora con media rodaja de naranja. Si sustituyes la ginebra por soda hasta completar el vaso, tendrás un Americano en la mano. 

Mimosa

No llega a tres ingredientes, sólo dos. Pero vaya dos. Brinda con Mimosas y tus invitad@s te harán la ola. 

Ingredientes

  • 6 cl de zumo de naranja natural
  • Cava o Champagne brut

Elaboración

En una copa de cava tipo flauta, vierte el zumo de naranja. Acaba de llenar la copa con el cava o el champagne. 

Margarita

Con un buen margarita, bebes tequila sin todo el numerito de chupar el limón.

El cóctel con tequila por excelencia es el margarita. Es ese que lleva en el vaso sal por el borde, aunque este toque es opcional. Prepara unos margaritas en casa, la bebida más hollywoodiense de las que hoy te contamos. 

Ingredientes

  • 4,5 cl de tequila blanco
  • 3 cl de zumo de lima recién exprimida
  • 1,5 cl de licor de naranja
  • 1,5 cl de Sirope de Agave (fácil de encontrar hasta en el súper)

Elaboración

Mete todos los ingredientes en una coctelera con hielo y agita hasta que esté bien fría. Cuela la mezcla en un vaso con hielo en cubos. Si quieres darle el toque peliculero, antes de poner el hielo en el vaso, frota el borde con una rodaja de lima y pásalo por un platito con sal. 

Destornillador

Es tan simple que lo que marca la diferencia es un buen vodka y zumo de naranja natural.

Y ahí va el más fácil de los cócteles fáciles. Ojito con él que los carga el diablo pero es un cóctel resultón y muy fácil de preparar.

Ingredientes

  • 5 cl de vodka
  • 10 cl de zumo de naranja (recién hecho).

Elaboración

En un vaso higball (de los largos) con hielo hasta arriba vierte el vodka y el zumo y remueve suavemente con una cuchara. Adorna con una rodaja de naranja.