¿Se dice vinos blancos monovarietales o vinos blancos varietales?

Me he visto obligado a buscar información en internet al respecto de estos dos conceptos, dado que un amigo, winelover recalcitrante, me ha afeado el uso del término monovarietal, A MÍ, acusándome de falsa sofisticación y pseudo-cultismo -como los que dicen Villarreal de los Infantes- indicándome que con el término varietal ya sería suficiente.

Pues no chaval -él ya sabe quién es-.

En una rápida búsqueda por la red, se accede a numeroso material sobre este tema y he llegado a la conclusión, por consenso entre las publicaciones, de que un vino es varietal cuando hay más del 80% de una uva en su composición -realmente no aclaran de dónde sacan esta norma- mientras que para denominarlo monovarietal la presencia de la uva protagonista deberá ser del 100%.

Todos los vinos monovarietales son varietales, pero no todos los varietales son monovarietales.

Es importante tener clara este tipo de lógica en la vida en general: a mí los zurdos me provocan asco pero no todo lo que me da asco son los zurdos. Hay diestros que me resultan también fallecibles.

Pero bueno, ya aprovechando el viaje, os vamos a señalar cinco vinos blancos monovarietales que expresan muy bien la calidad y características de la uva de la que se componen.

Albariño do Ferreiro 2018 de Gerardo Méndez

Elaborado, evidentemente, con albariño

Si hay una variedad que se ha comido a su zona de origen esa es la Albariño. De hecho los consumidores no iniciados ni saben que, en la mayoría de los casos, se están bebiendo un DO Rías Baixas, ya que lo piden diciendo “ponme un Albariño fresquito”. Buenos hay bastantes, pero hoy nos quedamos con uno de los que mejor acceso presentan, elaborado por Gerardo Méndez, ya que están presentes en algún supermercado y numerosas enocartas de Telva restaurantes. Se puede posturear y beber bien. Sí-se-puede.

As Sortes 2017 de Rafael Palacios

Elaborado con godello

Seguimos en Galicia con un vino de auténtico culto porque esta bodega puede que haya llevado esta variedad a su máxima expresión. No es #TiesosFriendly pero es lo que tiene la excelencia. Presenta potencial de guarda y sirve para especular ya que esta referencia, no hace ni cinco años, apenas pasaba de los 30 euros. Por lo tanto si hacéis acopio de As Sortes os doy mi palabra de broker winelover de que podréis vivir, en no mucho tiempo, por encima de vuestras posibilidades.

Arrayán 2017 de, ehem, Arrayán

Elaborado con albillo real

Aquí se produce una paradoja y es que si hay, en la actualidad, una uva blanca winelover esa es la Albillo Real, pero si hay una bodega poco instagrameable esa es Arrayán dada la combinación de negros y dorados en una etiqueta que se nos antoja solo recomendable para nochevieja y similares. Pero bueno, el caso es que Arrayán lo compensa al tener en nómina a la cultwinemaker Maite Sánchez que aquí se marca un ejemplo de esta variedad a un precio asequible.

La Sillería 2016 de Barco del Corneta

Elaborado con verdeja

La uva Verdejo –o verdeja– es, sin duda, la peor considerada de este listado y puede que de toda España. Ha sido presa de tantas barbaridades que llegó un momento en que ningún consumidor de vinos con pretensiones la bebía. Es que se acuñó el verbo “verdejear” para todos esos blancos que de primeras olían a sudor. Los hay. El caso es que la bodega Barco del Corneta acudió a su rescate y en esta referencia, una de sus últimas creaciones, ya la rompen. Da nivelazo y no. No verdejea.

 

Abel Mendoza 2018 de, no se podía saber, Abel Mendoza

Elaborado con viura

Otra uva básica de la Rioja a la que se le acusa, con razón, de ser poco aromática. Por ello suele acabar siendo componente de shitty wines indecentes generándose una mala fama que no merece. Uno de los que ha venido a reinterpretarla es otro elaborador de culto: Abel Mendoza. Entre que utiliza Viura de viñedo viejo y que le mete bien de roble francés le queda un blanco de mucho nivel. Ahora se puede beber y está bueno y esas cosas, pero en unos lustros va a estar de antología. También servirá para especular. Al tiempo.

Y por ahora nada más gente, volveré en breve continuando este tema pero con variedades tintas. Sí. Lo que vosotros consideráis “vino así de verdad”.