En un país como España, con una cultura de bar y de ocio tan arraigada, abrir un local de hostelería puede ser el sueño (y el camino) para muchas personas que quieren arriesgarse a ser autónomos. Hace poco os ofrecíamos algunas reflexiones de carácter más filosófico, pero hoy nos vamos a centrar en lo que realmente importa: el pecunio, la pasta, la molla… el dinero, vamos.

Para poder enfocar la cuestión de manera rigurosa hemos hablado con un experto financiero que además ha sido durante muchos años bartender y dueño de un bar. Fabio Sinisi es Financial Coach en OVB AllFinanz, una empresa que asesora y acompaña a los clientes para conseguir objetivos económicos y libertad financiera. Vamos a ver, paso por paso, qué debes hacer a nivel económico para tenerlo todo controlado y evitar las sorpresas lo máximo posible. 

1.Un Business plan, el primer paso.

Es como la biblia de tu futuro negocio. Debes crear un Business plan lo más detallado posible porque es la herramienta que te permitirá saber todo lo que hará referencia a la inversión y el gasto. Fabio Sinisi explica que es fundamental “para conocer los gastos necesarios para empezar la actividad, el tiempo que necesitas para recuperar la inversión y cuanta rentabilidad puede generar la misma”. Para ello debes calcular lo mejor posible los números aproximados y detallar cualquier aspecto de la inversión. 

Antes de ponerte detrás de la barra deberás ponerte delante del ordenador. Foto: Austin Distel para Unsplash.

2. No tengo dinero

Es un punto de partida frecuente, para qué vamos a engañarnos. No está todo perdido.  Sinisi aconseja que “si no se dispone del capital total para poder empezar la actividad, una de las mejor opciones es buscar un socio inversor que disponga de la parte restante y que crea en la idea”. En esa búsqueda, tu Business Plan será fundamental para conseguir inversores. 

3. Tengo unos ahorrillos…

Fabio Sinisi recomienda que no los emplees en el traspaso o en la compra de un local, sino “en poder  pagar los gastos necesarios y en sobrevivir sin preocuparse de que si la actividad da beneficios o no en una primera etapa”. Sinisi lo justifica diciendo que esta “tranquilidad” se verá reflejada en tu estado de ánimo y en tu actitud hacia el negocio, lo que te permitirá enfocarte al 100% en hacer que la cosa funcione. Así que, aunque tengas algunos ahorros, puede que necesites acudir al punto anterior, “No tengo dinero”, y buscar un socio inversor.

4. Ya he abierto…

…y no sé muy bien qué debe preocuparme más a nivel financiero:  ¿tener suficiente caja? ¿hacer una previsión de stock? ¿hacer una previsión de ganancias y escandallos? Fabio Sinisi nos ordena las prioridades: “Creo que tener un escandallo muy bien detallado y una previsión de stock coherente con el volumen de trabajo que se vaya a tener son las prioridades fundamentales para tener un mejor control de nuestros gastos. Luego, debemos seguir las ventas totales para tener una buena previsión de las ganancias. Con estos dos elementos, conseguiremos clarificar de forma más exacta los pedidos y, por tanto, evitar aspectos como un sobrestock”. 

Tu hucha, tu amiga. Foto: Fabian Blank para Unsplash.

5. Un colchón salvavidas

En planificación financiera, Sinisi comenta que “siempre aconsejamos tener un colchón de seguridad antes de todo, tanto a nivel personal como a nivel de empresa”. Y es que, tal y como nos recuerda, “siempre aparecen gastos extras o algún imprevisto”. La empresa de Sinisi, divide su estrategia financiera en varios pasos y el primero, como ya comentábamos en el paso 3, “es cubrirnos las espaldas con un mínimo de dos o tres sueldos, de modo que podamos estar más tranquilos y concentrarnos en nuestro camino a la consolidación del local”. 

6. Esto no chuta.

Acabas de abrir pero los números no son para tirar cohetes.  No desesperes; como dice Fabio, “hay que ser realistas y tener en cuenta que muchas veces los primeros meses e incluso años son los más difíciles”.  En ese sentido, el experto aconseja “optimizar al máximo los recursos, y minimizar el desgaste de materia prima, como fruta y especias”.  Y lo explica ejemplificándolo en una coctelería, que fue su propia experiencia, (pero puedes extrapolarlo a la actividad de tu local perfectamente): “Optimizar los recursos supone conocer el coste total de cada cóctel haciendo un escandallo exhaustivo y tener controlada la venta, para saber exactamente cuánto se gasta en la producción del  mismo.  Otros aspectos importantes son cuidar mucho las invitaciones a amigos y clientes, vigilar la ruptura de cristalería, controlar el pedido de alcohol y de productos desechables como velas, servilletas o pajitas. De esta forma evitamos comprar más de lo que se vende y por tanto acumular stock, que puede llegar a ser contraproducente si el volumen de trabajo no es lo esperado”. Otro ingrediente que debe ser muy monitorizado es la fruta, ya que “conlleva un gasto superior si hay que tirar la que se pudre y volver a comprar para un nuevo servicio”.  En resumen, Sinisi comenta que la mejor forma de estirar los números si el local no está rodando como esperábamos es “cuidar cada detalle y cada aspecto del dinero que hemos invertido en nuestra actividad”

7. Y recuerda.

Le pedimos a Fabio Sinisi que nos de un buen consejo para abrir nuestro local soñado. Y nos regala dos. El primero, que “tengas clara la cantidad orientativa que necesitsa para poder abrir tu actividad”. El segundo, “que inviertas en tu formación”. 

Qué, ¿te animas a dar el paso?